Asamblea de Bolívar realizó audiencia pública en San Pedro Consolado

Asamblea de Bolívar realizó audiencia pública en San Pedro Consolado

El pasado 10 de Julio, la Asamblea Departamental llevó acabo audiencia pública en el corregimiento de San Pedro Consolado, jurisdicción de San Juan Nepomuceno, con el objetivo de conocer el estado actual de las reservas forestales de Bolívar, específicamente las 4 reservas presentes en el corregimiento de San Pedro Consolado, además de buscar soluciones tendientes a la escasez de agua y a la deforestación descontrolada en esta comunidad.

En la sesión los diputados lograron reunir por primera vez a las corporaciones ambientales, CARDIQUE y CORPOSUR. También hicieron presencia los representantes de Aguas de Bolívar, Secretaría de Hábitat Departamental, Secretaría de Agricultura, Secretaría del Interior, Policía Departamental de Bolívar, Secretaría de Desarrollo Regional y Ordenamiento Territorial, UMATA y Secretaría de Planeación de San Juan de Nepomuceno.

La propuesta de revisar las acciones y problemáticas ambientales en esta zona del departamento fue convocada por el diputado de Cambio Radical, Manuel Berrio por invitación de dos representes de la comunidad, Julio De Oro y Noraida Yepes, Presidente de la Junta de Acción Local y Secretaria de la veeduría Despierta San Pedrorespectivamente. Los habitantes del corregimiento también hicieron presencia e intervinieron solicitando ayuda para que no siga la tala indiscriminada de su patrimonio natural. Además pidieron mayor inversión en temas como la infraestructura educativa y las políticas públicas para ser considerados un destino eco-turístico sostenible.

Por su parte, el diputado Berrio, afirmó que aunque desde las entidades nacionales se ha querido demostrar que la deforestación no existe, las evidencias han sido otras. Tenemos evidencias fotográficas que bien les haremos llegar, de la tala y deforestación descontrolada que se está viviendo no solamente en los reservorios de aquí de San Pedro, sino igualmente en la alta montaña del Carmen de Bolívar, específicamente en los corregimientos del Jobo y la Cansona. Además instó a propiciar mayor presencia y responsabilidad de las autoridades de San Juan por las temáticas que afectan a este corregimiento.

En San Pedro Consolado las familias sobreviven con menos de un metro cúbico al mes

San Pedro Consolado es un corregimiento rico en naturaleza pero carente de agua potable. No hay sistema de acueducto y alcantarillado y la comunidad se abastece de dos pozos de agua salada y de las cinco pimpinaso latasque les suministran a través de carro-tanques dos veces a la semana por familia.

De acuerdo a lo explicado por Ricardo Pión, representante de Aguas de Bolívar y David Vanegas, representante de la Secretaría de Hábitat, la responsabilidad del saneamiento básico le asiste a la administración de San Juan. Por ello, en 2016, Aguas de Bolívar convocó al alcalde del municipio a priorizar las inversiones correspondientes al Plan de Prosperidad que se llevaba a cabo a nivel nacional y a direccionarlas de acuerdo a las necesidades de cobertura en las cabeceras municipales y en los corregimientos o veredas.

Luis Flores, funcionario de la gestión ambiental de CARDIQUE agregó que en 2014 el municipio de San Juan solicitó una concesión de aguas para el proyecto de acueducto del corregimiento. Sin embargo no prosperó por falta de documentación. En cuanto a lo concerniente a su gestión, esta entidad a partir de este año, se ha encargado de delimitar e identificar las áreas de importancia estratégica en los cuerpos de agua cercanos para avanzar en los acueductos de los municipios de San Juan Nepomuceno, San Jacinto, María la Baja, Arjona, Turbaco, Arroyo Hondo y Santa Rosa.

Sin embargo, el Secretario de Planeación de San Juan entró a defender la gestión de su despacho y afirmó que el municipio sí ha realizado trámites para dar una solución definitiva a este problema. El funcionario dijo que a partir de la ejecución del proyecto de acueducto San Juan – San Jacinto se podrán instalar unas redes de conducción para traer el agua hasta el corregimiento de San Pedro.

La alcaldía de San Juan de Nepomuceno debe comprometerse a proteger las reservas forestales

Según expresó Ricardo Arrieta Vázquez, funcionario de la UMATA de éste municipio bolivarense es necesario aunar fuerzas para proteger el valioso ecosistema de flora y fauna que se tiene en este sector del departamento: a nosotros nos llaman el pulmón verde de los Montes de María. Y eso se debe a algo, a que tenemos áreas públicas aproximadamente 1.600 hectáreas de bosque seco tropical, que es uno de los ecosistemas más importantes por su diversidad biológica.

Por ello, de acuerdo a los vestigios del pasado de la tala indiscriminada de árboles con los finqueros propuso resolver la problemática desde una estrategia que ya se ha usado con éxito antes. La idea sería por medio de incentivos a los ganaderos, ellos puedan convertirse en padres y velen por esas reservas a través de unos planes. Desde ya esta unidad viene trabajando en un Plan de Manejo y en una serie de capacitaciones que serán la hoja de ruta para dicho proyecto.

La Policía Departamental de Bolívar, en representación del Coronel Luis Ochoa hizo un recuento de los procesos de protección del medio ambiente que han ejecutado en lo corrido de este año a través de sus 10 funcionarios encargados de la Policía Ambiental entre comparendos y capturas por aprovechamiento ilícito de los recursos naturales renovables. El Director de la oficina de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Carlos Castellón, hizo un llamado a la administración de San Juan a actualizar las herramientas de planificación territorial como el Plan de Ordenamiento Territorial, el PGIR y el PSV, para poder tomar mejores acciones y beneficiar a la comunidad. Además advirtió que escalará la situación ante el Concejo Directivo de CARDIQUE.

El diputado Manuel Berrio para finalizar la audiencia, instó al Gobierno Municipal y a las autoridades a realizar una visita técnica, inspección ocular y verificación de los linderos del predio donde yace la reserva Las Trancas, en donde la comunidad denuncia la ocupación ilegal por parte de terceros, con la supuesta anuencia del Inspector de Policía de la población, quien es primo y sobrino de los supuestos ocupadores. Concluyó agradeciendo la presencia de las entidades.