Bolívar

Asamblea Departamental protagonista de su propio fracaso y carencia de liderazgo

Pasados más de veinte días de estar sesionando, la nueva Asamblea Departamental es protagonista, pero de su propio fracaso. Una corporación obsoleta, sin voces de peso y con una total ausencia de liderazgo.

Se creía que la llegada del ex candidato a la gobernación de Bolivar y ex representante a la cámara, Nando Padauí, enriquecería el debate en la Duma departamental. Pero no, los asistentes a las aburridas y paquidermicas sesiones ha percibo en ‘pincho’, un dirigente qué pasa de ‘agache’.

La mesa directiva, que se percibía -y aún lo es- en una interesante combinación de experiencia y juventud, se ha caracterizado por ser monótona y solo estar interesada en la repartición de cuotas burocráticas de unidades de apoyo entre los diputados.

Se espera mucho de Libardito Simancas, un juicioso y joven dirigente. Del presidente de la Asamblea no tanto. Es tan a tiempo de reaccionar y coliderar un ‘Bolívar Primero’, pero primero para el pueblo, no para ustedes.

La asamblea 2020, ni suena ni truena. Nadie la respeta. Nadie la escucha, nadie le ‘para bola’. En la actualidad, mayor relevancia tiene un veedor ciudadano que un diputado. ¿Qué ha pasado?

Señores diputados ya es tiempo de reaccionar. Es el momento de justificar los honorarios. En nuestro poder tenemos capturas de chats de whatsapp de la duma y son otros temas que distraen la atención de los honorables.

Van veintiún días, esperamos que el panorama mejore y que se conviertan en esa fuerza dinamizadora que los bolívarenses quieren. Sino, apague y vámonos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar