Columnista

“Bloque-o de búsqueda”

Por: Germán Zapata

Todos saben donde están, que hacen, quienes son, como actúan; que se alimentan del clientelismo, la agnotología y que uno de los mecanismos para sostenerse en el poder es la compra de votos y su vehículo la Registraduría.

No podemos ser tan cínicos, parecemos al asesino que va al velorio a llorar al muerto. Aida es solo un ejemplo que sí hay corrupción electoral, asesinatos y manipulación de testigos. ¿por qué desvirtuar algo tan evidente?

Los gobiernos, desde los 90, sin excepción, parecen ser másuna dulcería, que gestores sociales, de equidad y defensa de derechos como la vida. Una de las formas de acabar con tal mermelada es acoger planteamientos como el de Lidy Ramírez en el gobierno de William Dau en Cartagena: promover la certificación en Gestión Anti Soborno a través de la Norma Técnica ISO 37001.

La corrupción; son prácticas realizadas con complicidad , ya sea por acción o por omisión, de los partidos polípticos, del Estado, la policía, y la fiscalía; empiezan a delinquir con pequeñas cosas, pierden el miedo y la vergüenza, hasta cometer delitos mayores. El problema es que a la sociedad le empieza a parecer normal.

La corrupción aleja a las personas de bien, atrasa los pueblos, debilita la institucionalidad, crea desconfianza, afecta la formación de valores, la asignación de recursos, las contrataciones dependen de las influencias, destruye el profesionalismo, debilita el desarrollo, permite abusar de los derechos humanos, favorece las élites y al clientelismo, reduce los ingresos fiscales, impide el bienestar social, permite acomodar leyes; en consecuencia la corrupción política es el cáncer de nuestra democracia.

Los partidos políticos son instrumentos para acceder al poder, pero si estos están viciados, nada podrán contribuir a fortalecer la transparencia. El servidor público debe saber para qué y al servicio de quién trabaja, por eso, la sensibilidad hacia lo público, requiere una formaciónadecuada y conductas ejemplares de servidores y funcionarios públicos.

Se requiere fortalecer la educación de los pueblos, para recuperar los valores morales y cívicos de los ciudadanos, donde se imponga la cultura de la transparencia y la honestidad; se necesita la participación de todos, más que de un bloque para buscar lo que ya encontramos.

Desde los 90 se habla de corrupción, el conflicto armado, el que nos quieren hacer desconocer, relegó la corrupción a un segundo plano; sin embargo, al ser hoy, tema de moda, será́ utilizado por los mismos corruptos en eslogan de campaña, discursos demagogos en las plazas y medios de comunicación cómplices, para engañar fanáticos e inocentes o, en el peor de los casos, lograr confundirlos.

La corrupción política, son delitos cometidos por funcionarios y autoridades públicas que abusan de su poder. Sorprende el anuncio del presidente de crear un bloque de búsqueda; ¿Por qué no, capturar y acabar de una vez con el cinismo y el descaro? . Existen suficientes testimonios, evidencias y noticias, las cuales el Fiscal puede abrir investigación de oficio. Es sabido por esas fuentes que no se quieren escuchar, que hay cómplices y muchos, muy poderosos, famosos y conocidos.

Me preocupa que el “bloque de búsqueda” a corruptos estuviera integrado por corruptos o alfiles de los mismos y termine encubriendo y protegiendo a esos eventuales socios corruptos, y así́ la objetividad de la investigación pase a ser subjetiva y desviada , para evitar pisar callos a sus superiores jerárquicos; concluyéndose que el escuadrón sea más bien un “bloque-o” a la “búsqueda” de corruptos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar