Columnista

Covid y área metropolitana

Por: Javier Posada

Alguna vez Juan Carlos Gossaín, siendo gobernador de Bolívar, nos preguntaba qué creíamos que faltaba en el Plan de Desarrollo “Bolívar Ganador”, humildemente contestamos que el plan pudo ser más osado en materia de ordenamiento territorial. Desde entonces, cada vez que tengo la oportunidad de revisar y discutir sobre este tema defiendo la tesis de que nuestro departamento, nuestra capital e incluso pequeños municipios, necesitan urgentemente profundizar su reorganización territorial. Gobernar es sin duda una tarea titánica y se hace aún más difícil en territorios desarticulados, dispersos, desiguales.

En este orden de ideas, tarde o temprano se deberá admitir que nuestro sur necesita ser un departamento independiente del actual departamento de Bolívar. Pero bueno, ese es otro debate y habrá tiempo de adelantarlo. Hoy me quiero referir a la histórica iniciativa del Área Metropolitana de Cartagena, idea que se vio frustrada principalmente porque se pretendían incluir municipios sin identidad metropolitana y porque se percibió como “competencia” y no complementariedad de los gobiernos locales.

Esta fatídica pandemia de la Covid-19 reafirmó cuáles son los municipios conurbanos con Cartagena. No es casualidad que Turbaco, Arjona, Santa Rosa y Turbana sean los que tienen mayor número de contagios. Ante este escenario, una vez más se hace evidente la urgencia de agrupar estos municipios para construir propuestas comunes de desarrollo, facilitar la prestación de servicios públicos, fortalecer la competitividad, derrotar la pobreza, construir un hospital metropolitano, vías metropolitanas, seguridad metropolitana y en líneas generales, garantizar un mejor y más eficaz cumplimiento de los fines del gobierno, a quien le corresponde responder por el bien común.

Y es que una vez superemos esta fase de la pandemia, a los gobernantes y líderes les viene la enorme tarea de encontrar respuestas a las agravadas demandas ciudadanas, creo profundamente que las circunstancias obligan a ser creativos, audaces y prácticos. Se necesita una instancia que lidere el desarrollo colectivo de estos municipios conurbanos, un espacio para planear decisiones administrativas incluyentes, con fuerza vinculante para todos, desde donde se pueda hacer verdadero frente a una realidad atravesada por la crisis histórica que hemos arrastrado y por la peor crisis de la historia reciente.

En el mundo económico se hizo famosa la frase “Cuando Alemania estornuda, Europa se resfría”, referida a los efectos globales de las recesiones teutonas, pues bien, Cartagena no es Alemania y nuestros municipios conurbanos no son Europa pero todos estamos estornudando y todos estamos resfriados, es necesario una terapia estratégica de recuperación: ¡el Área Metropolitana, ya!

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar