Donty Tabs: El proyecto de un joven que ama Cartagena

Donty Tabs: El proyecto de un joven que ama Cartagena

El emprendimiento es una de las labores más importantes de la humanidad. Pero no es tarea fácil, pocas personas se embarcan en esta vida por miedo a lo que pueda suceder realmente con su tan anhelado proyecto. Pero para Sebastián Gonzálezrubio, un cartagenero de 22 años, esto es uno de los pasos que debe cumplir para llegar a todas sus metas.

El joven estudia actualmente tercer semestre de Creación y Desarrollo de Empresas en la Universidad Tecnológico de Monterrey. Antes de entrar al mundillo del estudio, trabajó en diferentes empresas internacionales donde obtuvo la experiencia necesaria para saber lo que quería en su vida. “Yo siempre he pensado en salir de la ciudad para poder devolverle todo” expresó el cartagenero que, a pesar de su corta edad, tiene visionado el camino con muchos macroproyectos interesantes.

“El reto emprendedor”, ese es el nombre del evento donde todos los estudiantes de primer semestre de esta prestigiosa universidad se suman a una aventura sensacional. El mismo campus es el encargado de formar grupos de cuatro personas de diferentes carreras, es decir, ninguno de los estudiantes se conocen y deben aceptar el desafío del emprendimiento.

El nacimiento de Donty Tabs

“La salud bucal es un problema de higiene al cual no se le pone mucho foco, sobretodo en cuanto a comunidades de escasos recursos se refiere” dice Sebastián, que de la mano de otros excelentes compañeros del campus de Santa Fe crearon Donty Tabs, una pasta dental en cápsulas que se usa sin agua y se vuelve amigable con el medio ambiente.

Donty Tabs tiene un efecto efervescente que, al momento que se introduce en la boca, todas las partículas limpiadoras son activadas, lo que hace evitar el uso de agua para cepillar los dientes. “Esa pequeña cantidad de agua que te ahorras si lo sumas a las millones de personas que lo pueden usar te das cuenta que puedes generar un cambio en la humanidad” señaló Sebastián, que vio en esto una excelente oportunidad para seguir sus sueños.

Junto a sus demás compañeros, se coronaron campeones en la feria del campus y de toda la universidad, que cuenta con 48 sedes en todo México. Desde entonces, han estado en los medios nacionales del país de Centroamérica exponiendo su proyecto.

Pero, ¿Cómo nació Donty Tabs? Sebastián agradece que desde primer semestre valoren el esfuerzo de inculcar esta semilla de ser tu propio jefe. “Las ideas nunca nacen cuando estás preparado. Yo tengo una fundación que se llama Yo Amo Cartagena. En una jornada de salud bucal con un grupo de odontólogos dieron un análisis preocupante de la salud de los niños. Para eso creamos esto, no solo para ayudar el medio ambiente, también para aquellos que no tienen acceso a una salud oral eficiente” afirma Sebastián, que creó un proyecto que ha ido avanzando con creces.

Donty Tabs no usa flúor, ya que está demostrado científicamente que este componente es dañino para el sistema digestivo. Además, incluye un sistema blanqueador para mantener una sonrisa de porcelana. Lo más importante, viene en un empaque de vidrio que puede ser reutilizable lo que lo convierte en un amigo del planeta.

“Lo que más me emociona es crear las cosas desde 0. Eso es algo muy importante porque en el mundo del emprendimiento lo más fácil es rendirse” asegura el cartagenero, que espera en los próximos meses seguir creciendo con este proyecto. Además, él afirma la importancia de hacer las cosas, no por dinero, si no por algo que motive más tu corazón. “Cuando tu interés es ayudar a las personas y te separas de la monetización es que tu negocio va a despegar”.

Y sí, Donty Tabs llegará a Cartagena. El joven aseguró que con Yo Amo Cartagena, una fundación creada junto con su mejor amigo y que actualmente cuenta con 150 voluntarios, buscará generar sonrisas pues este es el motor fundamental de ambos emprendimientos. “La fundación se llama así por eso, para que todos busquemos una forma de construir ciudad” señala Sebastián.

“Hemos conseguido todo con sudor”, es una de las frases que más enmarcan a este cartagenero que se la lucha las 24 horas del día para conseguir el futuro que tanto busca. Nunca deja de buscar, de aprender y, sobre todo, de equivocarse para crecer, pues reconoce que entre los errores se llega a la grandeza.

Además, su deseo es hacer un cambio en la Tierra, pues somos servidores de todos aquellos que se pueden llenar de inspiración con historias de vidas y con los proyectos que transforman a las personas “Estamos en un mundo lleno de distracciones. Tenemos que enfocarnos en dar todo de nosotros para entregar la mayor productividad en servicio para dejar un mundo mejor del que encontramos”.