El IDER y la fundación Biopsicosocial le apuestan al desarrollo integral de los niños de la EIFD

El IDER y la fundación Biopsicosocial le apuestan al desarrollo integral de los niños de la EIFD

Dos mil niños de la Escuela de iniciación y formación deportiva del IDER recibieron con un gran desfile, lleno de carteleras alusivas a la campaña “No me cortes las alas”. Durante el lanzamiento del convenio de la entidad con la Fundación Biopsicosocial se realizó una jornada recreativa, deportiva y cultural, que se realizó en el Coliseo Northon Madrid.

Este proyecto psicosocial tiene como objetivo principal brindar un refuerzo psicológico, lúdico y recreativo, con énfasis en las relaciones intrafamiliares, para el mejoramiento de habilidades y talentos, de niños y niñas, con un tiempo de cuatro meses de ejecución.

“Estamos muy contentos, de poder realizar este convenio porque siempre buscamos que nuestros niños se formen en el deporte y la recreación, y tambien que ellos tengan un crecimiento y desarrollo psicológico efectivo para que puedan progresar, poner a prueba sus capacidades y forjar una personalidad, que los lleve al exito”, expresó la directora del IDER, Lía Sará Ibarra.

El evento contó con la puesta en escena de un sociodrama. En este, se identificaron las diferencias de los niños, que tienen una asesoría psicológica, y los que no. Con esto se evaluaron los diferentes comportamientos desde la niñez, hasta la adolescencia, y la importancia de estar dentro de estos programas.

La directora de la Fundación Biopsicosocial, Diana Jiménez, señaló: “Será de gran importancia aplicar este programa en los niños, ya que contaremos con actividades lúdicas, recreativas, refuerzo y asesorías psicológicas; y, además, realizaremos una campaña en prevención del abuso sexual”.

El evento terminó, con mucha diversión por parte del cantante de champeta Mikey bass, la presentación de fusión caribe, bailes, expresiones urbanas, y mucha información, a cerca de la campaña, a cargo de los niños de la ludoteca de la Fundación.

“Estoy feliz porque en este programa mis padres podrán brindarme más apoyo en mi crecimiento como deportista. Ojalá todos los padres reciban estas ayudas psicológicas y no le corten las alas a sus hijos”, expresó Luis Anaya, niño beneficiado del convenio.