Columnista

El nuevo fiscal

Por: Ezzer Matos

El Dr Fernando Barbosa, nuevo Fiscal General de la Nación, la ficha clave del uribismo para la protección y salvaguardade los intereses ocultos del gobierno de turno, a pesar de tener muchos estudios y posgrados en universidades prestigiosas del país y en vista de que además, también los tiene en universidades del exterior, no cuenta con estudios ni experiencia importante en el área penal, materia que es la base y el pilar del ente encargado de investigar y acusar los delitos cuya sanción y pena pretende proteger los bienes jurídicos que gozan todos los ciudadanos de la nación.

El fiscal general es una de las personalidades mas importantes del país, que pone la cara por esa entidad, la que responde por las decisiones que se tomen (tal cual como Duque respondió por el bombardeo de los niños), y esa responsabilidad tan importante no la puede asumir un abogado que si bien tiene conocimientos en materia penal y un apenas un añito de experiencia como fiscal, no es un especialista que conoce a profundidad los conocimientos técnicos, sociológicos, filosóficos, psicológicos, criminalisticos que exige la especialidad en materia penal; hago énfasis en esto porque no me imagino ubicando a un ingeniero de sonido de presidente en Ecopetrol, o que un cardiólogo realice con éxito una cirugía de cerebro. El Doctor Barbosa es un hombre educado con muchos posgrados, pero ¿Cómo una persona que no sabe lo necesario en materia penal y de procedimiento penal va a responder por las actuaciones y omisiones del ente acusador?Es la Fiscalía General de la Nación y no se puede improvisar.

Algunos dirán que el Dr. Francisco puede contar con asesores expertos en materia penal que lo guíen en la toma de decisiones y estoy de acuerdo con ello, sin embargo, no se puede subestimar a una persona inteligente tal cual es el sr. Barbosa, pues su doctorado en la Universidad de Nantes en Francia, muy seguramente lo ha hecho un hombre de un pensamiento sumamente critico y exigente con el conocimiento y la experiencia (cosa que dejó de lado a la hora de aceptar el cargo) por lo que considero que no podría situar a cualquiera como asesor.

Efectivamente no es el caso pues, puesto que según Noticia Uno en una de sus notas, la cual deja en evidencia que la mayor asesora del nuevo fiscal general es la economista Marcela Yepes, quien llegó a la fiscalía hace seis años y que además es esposa del actual Contralor General de la República: Felipe Cordoba, y es la hija del presidente del partido conservador Omar Yepes. Me alegra saber que esta asesoría no solo cuenta con las sapiencias y el ejercicio, sino también con las relaciones y los valores conservadores para combatir la corrupción en Colombia, que en palabras del Dr. Francisco Barbosa es uno de los ejes en los que se compromete a trabajar en sus cuatro años de labor como Fiscal General de la Nación, y lo demostró muy bien al declarar insubsistente a la directora de Medicina Legal, la misma que formuló la muerte de Dilan Cruz como Homicidio, la misma que acompañaba las diligencias de prospección y exhumación de cuerpos en Dabeiba – Antioquia, en el caso de muertes ilegítimamente presentadas a manera de bajas en combate, para ser mas claro, los cuerpos que encontraron en una fosa común descubierta recientemente, los llamados falsos positivos.

Dicha labor anticorrupción va por muy buen camino, de modo que lo evidencia la pronta revelación del Fiscal de no tomar la declaración de la ex congresista Aida Merlano y esto porque según él “no existe mecanismo de cooperación internacional entre Colombia y Venezuela”, pero la verdad es que creo que el Sr Barbosa es un experto a no tomar declaraciones de nadie y lo digo porque aun no ha sido llamado por la fiscalía el legendario senador que “confesó”que la compra de votos es ya una tradición en la costa colombiana y que dicha practica se ha extendido por todo el país.

Lo obvio es que no podíamos esperar otro fiscal que no fuera Barbosa, quien es amigo de Duque desde que estudiaron juntos en la facultad de derecho de la universidad Sergio Arboleda y que en palabras del mismo Fiscal, son grandes amigos desde hace mas de 20 años, además que apenas el año pasado era el alto consejero presidencial para los derechos humanos y asuntos internacionales del gobierno; con todo esto, el muy Doctor aún se atreve a decir que no es ni Uribista, ni Duquista, siendo que Duque, su grandísimo amigo es una extensión de Alvaro Uribe Velez en la presidencia.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar