Columnista

Es ahora o nunca Cartagena

Por: Orlando Junior Díaz

ES AHORA O NUNCA CARTAGENA

Me propuse escribir unas palabras, sin embargo no había podido hacerlo porque quería encontrar las mejores, y así, poder transmitir el mensaje que realmente deseo compartir. En estos días me dedique a analizar de lleno el panorama  Cartagenero y llegue a la conclusión de que con hacerlo no descubriría el agua tibia. Los resultados a la fecha aún, ¡siguensiendo los mismos!

No obstante, espero dar una ilustración acertada, o algo así, para esa desolación o la preocupación que noto en la gente de a pie, que siempre ha estado esperanzada en que su Concejal, Alcalde o en su defecto el secretario de turno le ayude a tramitar una OPS, esto, bajo la equivoca premisa en la cual, se convirtió el distrito de ser “la principal fuente de empleo” para el pueblo cartagenero.

El problema surge desde la misma concepción o la forma misma, como generalmente elegimos a quienes históricamente nos gobiernan, porque la ambición, la necesidad de solucionar los problemas personales del día a día, la falta de educación y oportunidades en la que estamos sometidos nos obliga a ser parte de la transacción (compra – venta de votos) hecho este, que sin duda alguna, incentiva al gobernante a, ser elmalandrín que tanto menciona el alcalde Willian Dau.

Una vez electos, con la posibilidad única de dejar su nombre para la historia, se alejan de su pueblo y, en forma exclusivamente, se acercan a tomarse la foto que legitima su actuar, porque el gobernante de siglo XXI piensa primero en el filtro de la imagen que se va a publicar en el Instagram, Facebook o la red social del momento. Acrecentando más el problema, porque los miles de seguidores, ni los famosos like sirven como solución a los problemas que aquejan a Cartagena.

Odio tener que comparar mi ciudad con cualquier otra, pero hay que hacerlo porque en estos momentos ellas caminan hacia un verdadero desarrollo y nosotros seguimos relegados. Basta ver los resultados de ciudades como Montería, Barranquilla, Valledupar e incluso Sincelejo, capitales donde sus gobernantes, empresarios y toda la ciudadanía, un día decidieron cambiar la historia, dejando de lado intereses particulares propios y de financistas de campaña para anteponer el clamor colectivo y general.

Cartagena tiene la obligación de ser por historia una de las mejores ciudades del país. No quiero tomar partido como conformista, pero yo NUNCA ANTEShabía visto una administración y un concejo que tenga tantas gabelas para gobernar y hacerlo no bien, si no excelente.

Cartagena esta despertando, por eso, ES AHORA, en serio, de que lleguen las soluciones, con un alcalde que defienda y represente a su pueblo y que el concejo actué bajo la confianza que sus electores le siguen depositando. Por favor  sea consientes tienen un reto inmenso y sus capacidades yo sé que no son inferiores a ello, no defrauden a sus electores y de una vez por toda demos la bienvenida al siglo  XXI en nuestro corralito de piedra.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar