Habitantes del sector Playa Blanca de Olaya construyen sobre la Ciénaga de la Virgen

Habitantes del sector Playa Blanca de Olaya construyen sobre la Ciénaga de la Virgen

La pobreza es evidente en el sector Playa Blanca, de Olaya Herrera y, precisamente en esa parte donde se junta el hambre con la Ciénaga de la Virgen viven quienes han buscado un lugar improvisado donde residir.

No hay nada que detenga a aquellos cuyas oportunidades no han sido las más favorables. El ingenio hace parte de sus técnicas de supervivencia, y es por eso que Nellys Julio quiere expresar su preocupación por aquellos residentes de este sector, quienes sobreviven encima de la Ciénaga de la Virgen y sobre la gran cantidad de contaminación que generan.

Basura, escombros y desechos alimenticios se han convertido en su suelo. Nellys afirma que muchas personas que no han tenido donde vivir, han rellenado la ciénaga con residuos para construir sobre ella lo que sería un hogar de paso, pero la falta de oportunidades ha hecho que lo convierta en una vivienda permanente.

Las casas son hechas artesanalmente con tablas de madera las cuales, a duras penas, sobreviven a las torrenciales lluvias que azotan la ciudad. Sin embargo, el otro lado de la moneda tampoco es tan favorable, estos rellenos causan contaminación en el cuerpo de agua, malos olores y proliferación de mosquitos que conllevan a enfermedades. La polución está arrasando con la Ciénaga de la Virgen y las consecuencias a futuro son irreversibles.

¿Y la ley?

¿Quienes ejercen control sobre estos desechos sanitarios? ¿Qué establece la ley sobre este tipo de actos? El Código Nacional de Policía y Convivencia Ciudadana establece en el capítulo ll, artículo 100 sobre los comportamientos contrarios a la preservación del agua que, arrojar sustancias contaminantes, residuos o desechos a los cuerpos de agua amerita amonestación, multa general tipo 4, equivalente a 32 salarios mínimos diarios legales vigentes y suspensión general de la actividad.

Así mismo, en la ley 1453 del 2011, en el artículo 332 A se establece: Contaminación ambiental por residuos sólidos peligrosos. “El que con incumplimiento de la normatividad existente almacene, transporte o disponga inadecuadamente, residuo sólido, peligroso o escombros, de tal manera que ponga en peligro la calidad de los cuerpos de agua, el suelo o el subsuelo tendrá prisión de dos a nueve años y multa de 133.33 a 50.000 salarios mínimos legales mensuales vigentes. La pena se aumentará de una tercera parte a la mitad cuando en la comisión de cualquiera de los hechos descritos en el artículo anterior se ponga en peligro la salud humana”.

En el presente año, según informes de la Policía de Cartagena, se han realizado 76 comparendos en aplicación al Código Nacional de Policía y Convivencia, por arrojar escombros, residuos en la Ciénaga de la Virgen, en operativos desplegados por la Policía Metropolitana de Cartagena, con el CAI Ambiental y el Eco Bloque.

¿Qué solución tiene esta problemática?

El control que ejerce la Policía sobre la constante contaminación sobre los cuerpos de agua no es suficiente. Estas personas continúan arrojando los desechos en señal de supervivencia y es ahí donde entra en control la Secretaría de Participación y Desarrollo Social, que brinda apoyo a estas personas que no tienen donde vivir. Esta problemática de medio ambiente ha sido creciente en los últimos años, es por eso que EPA, la Gerencia de Espacio Público y la Policía Nacional trabajan conjuntamente para revitalizar los espacios. Sin embargo, en la política pública de habitante de calle que hoy se adelanta se ha definido como compromiso que la solución no solo se centre en el desalojo de ciertas zonas de protección social, sino también, en la identificación de la población de calle. Para ello, EPA debe trabajar de la mano con la Secretaría de Participación, en cabeza de Claudia Anaya, para establecer jornadas de concientización ambiental, limpieza, reciclaje, etc.