Inhabilidad, cómplices y sanciones

Inhabilidad, cómplices y sanciones

El pasado 06 de mayo; se llevaron a cabo elecciones atípicas en la ciudad de Cartagena, con el fin de escoger alcalde para lo que queda del periodo constitucional, algo que al parecer los Cartageneros vemos como normal.
A pesar de todas las advertencias y evidencias que se anunció por la inhabilidad, de uno de los candidatos, éste siguió en firme su candidatura; su partido se hizo el sordo y a cualquier costo avaló al candidato inhabilitado.
Resulta inaudito que mas de media ciudad sabía de la inhabilidad, sin embargo el partido Conservador, lo terminó avalando, esto conllevó a que un numero muy reducido de ciudadanos cayeran incautos.
Pero vendría lo de esperarse, el acto que decretó la elección popular de alcalde en Cartagena fue demandado, la inhabilidad está contemplada en el numeral 4 del articulo 95 de la ley 136 de 1994 y modificado por el articulo 37 de la ley 617 del 2000.
El tribunal administrativo de Bolívar, falló a favor del demandante, de acuerdo a lo que está estipulado en la ley, declarando en primera instancia la nulidad del acto de elección contenido en el formulario E26 AlC del 06 de mayo del 2018.
A pesar de ser las elecciones con más baja participación de los últimos 7 años; dónde el 77,35% de los cartageneros no salió a votar. Es decir que, de las 749 mil personas habilitadas para votar, sólo 72 mil votos que representan el 9.6% del censo electoral, eligieron al que estaba inhabilitado.
¿Por qué, los cartageneros a pesar de saber que si elegían al candidato del partido conservador; nuevamente se quedarían sin alcalde, sin embargo así obtuvo la mayoría de votos?
No fue suficiente el esfuerzo que hizo el procurador general de la nación en advertir del riesgo que se tendría, si el candidato del partido conservador seria elegido, al contrario; algunos medios y ciudadanos lo cuestionaron por intromisión en asuntos de Cartagena.
¿Tan mal estaba el partido conservador de equipo jurídico que avaló un candidato inhabilitado? Supongo que le esperan fuertes sanciones tanto a las directivas que firmaron el aval, como al partido por ser directamente responsable intencionado de la crisis institucional que hoy vive la ciudad.
En medio de ésta crísis, salen varios interrogantes; ¿por qué si la elección del alcalde es nula; el partido conservador presenta muy tieso y muy majo una terna como sacando pecho de una credencial que asaltaron a incautos electores y con trampas a la ley?
La elección fue declarada nula; entonces, la logica me da a entender que el partido conservador pierde ese derecho, y debe ser objeto de fuertes sanciones por ser responsable del aval.
Los ciudadanos también debemos hacer un acto de constricción con nuestra ciudad, ya es hora que nos desmarquemos del clientelismo y la clase política. En parte quien no salió a votar es responsable de este debacle, Invito a ciudadanos, autoridades e instituciones a que reaccionemos y entendamos muy bien sobre el significado real de lo que es la abstención y las consecuencias de ser cómplices de que el resto decida por nosotros
Lo que evidenciamos en este proceso en Cartagena; es Un partido político irresponsable, un candidato mal intencionado, electores desinteresados e incautos; es que no puede tener buenas intenciones un candidato inhabilitado y un partido cómplice.
Ser candidato inhabilitado, en complicidad con el partido; es un asalto a la democracia, a los demás partidos y candidatos, es una burla con los ciudadanos, y una trampa al sistema, debe haber mayor claridad, y sanciones muy severas, para que no se asalte la democracia y no secuestren alcaldías como hoy se encuentra secuestrada la de Cartagena.