La madre que rompió esquemas de seguridad para que su hijo enfermo fuera bendecido

La madre que rompió esquemas de seguridad para que su hijo enfermo fuera bendecido

Santiago Salazar, es un niño con parálisis en su cuerpo y cerebro, que recibió la bendición del papa Francisco en su visita a Medellín, luego de que su madre, llamada Paula, hiciera hasta lo imposible para llegar hasta donde estaba el sumo pontífice. La bendición, acompañada de un beso en la frente al menor por parte del máximo exponente de la iglesia católica, es un momento que nunca olvidará esta madre, que rompió protocolos, y logró su objetivo.

La mujer contó con el apoyo de varios hombres encargados de la logística, que al conocer sobre el estado del niño, no dudaron en dejar pasar ese primer obstáculo a la madre, sin embargo, aún debía pasar por una cantidad de agentes de la Policía Nacional que custodiaban al papa Francisco en el aeropuerto, no obstante, la señora corrió por toda la pista, sin dudar un solo segundo, con la mirada puesta en su objetivo, y con Santiago entre sus brazos, mientras numerosos asistentes le daban aliento, y la animaban a seguir corriendo.

Al llegar el momento en el que Francisco se disponía a subir al vehículo, la mujer clamaba por ese paso que le permitiera llevar a su hijo hacia donde el sumo pontífice, y finalmente le llegó la oportunidad, todo el organismo de control aprobó el paso de Paula y Santiago hacia donde estaba el papa, y después de una gran corrida, acompañada de suplicas, Santiago recibió la bendición.

Luego del hecho, la emoción de Paula se vio reflejada en el fuerte abrazo que le dio a su esposo y a su otro hijo, que solamente presenciaban la travesía a la que se sometió la mujer. El llanto también fue un protagonista de lujo en esta escena que describía la labor cumplida, y la satisfacción de conseguir la tan anhelada bendición del sumo pontífice.

Para la sorpresa de muchos, Santiago es un niño que ha crecido a base de fe, puesto que es un sobreviviente de la muerte súbita infantil, sin duda un milagro de vida que ha podido experimentar  la bendición del papa Francisco.

Colombia entera ha sido conmovida con esta escena, y al igual que Paula, han mostrado su felicidad luego de que el papa Francisco le haya dado ese beso en la frente a Santiago, con una bendición que quedará en la mente de su familia. Es Paula, un ejemplo de valentía, fe y entrega, una mujer humilde que se atrevió a desafiar a la fuerza aérea, al cuerpo de seguridad del vaticano y a más de 6.000 agentes de la Policía Nacional que no estaban permitiendo el acceso de ningún ciudadano, sin embargo, esta historia ya estaba escrita, y todo indicaba que iba a haber un final feliz.

“Si se puede, si se puede”, gritaban los numerosos asistentes que disfrutaban de la escena en el aeropuerto Olaya Herrerade Medellín, al final, sí se pudo, y se ha escrito un capitulo emocionante en la historia de Santiago, y así como Dios cuida de sus hijos, pone a padres terrenales que están dispuestos a hacer hasta lo imposible por sus pequeños.