Columnista

¿La prensa es libre o es una farsa?

Por: Libardo Sierra Pacheco

Usted es una hipócrita, usted es un inepto, son algunas de las frases que dejaron perplejos a muchos colombianos al ver los videos de la confrontación entre dos de los periodistas con más protagonismo a nivel nacional  y se pregunta uno quien tiene la razón en tan vergonzoso suceso.

Los periodistas son para muchas personas sus ojos y sus oídos; el colectivo se involucra tanto con esos personajes que día a día nos suministran la información de los hechos relevantes que acontecen en nuestro territorio sin preguntarse, que tanta credibilidad tienen los periodistas, que tan objetiva e imparcial es la información que estamos consumiendo y que tanta influencia tiene esta información en la definición o redefinición de mi criterio político, económico, religioso y social.

Vicky Dávila es amada por muchos y odiada por otros, su estilo periodístico se caracteriza por ser inquisidora y tenaz lo que la llevó a indagar, ¿Por qué un avión destinando para el Presidente está siendo utilizado para eventos sociales infantiles? Muchos dirán que esto no tiene relevancia que los hijos del presidente no pueden moverse en flota y mil excusas mas pero yo si lo veo delicado y entiendo la curiosidad de la periodista pues poner a rodar ese aparato trae consigo una serie de costos y riesgos que tiene que asumir el Estado y nosotros como contribuyentes del mismo o es que les pregunto, quien le responde a las familias de esos niños si en ese paseíto, se cae un avión de uso exclusivo del estado? Yo les respondo, nosotros y el estado pues de una sale a relucir el concepto de falla en el servicio, la reparación directa, peculado a los responsables del avión y mil problemas jurídicos más. TERRIBLE.

Ahora, viene el hecho donde todo se desvía y comienza a poner en duda la objetividad de los poderosos periodistas y es la defensa del hecho que hizo Hassan Nassar como efe de prensa del Palacio de Nariño, diciéndole hipócrita porque en el pasado ella y su marido habían gozado de privilegios en este mismo avión lo que incendio la entrevista y comenzaron a salir los trapitos al sol. Usted es una hipócrita, usted  es un tipejo lambericas, usted lo que quería era un cargo en palacio etc. etc.

Este bochornoso hecho deja claro como el periodismo es una poderosa herramienta  en la democracia y la política del país y Cartagena no es ajena a este escenario pues sus de sus últimos alcaldes elegidos popularmente, 3 han sido producto del micrófono y los medios. Campo Elías, Manolo Duque y el actual alcalde William Dau que a través de los medios cimentó su exitosa campaña.

La libertad de prensa no solo es un derecho en un estado social de derecho, es también una obligación. La prensa no puede ser controlada por la política en pro de encubrir problemas y en otros casos igualmente graves, ocultar avances positivos de determinado grupo o sector y en este entendido, no pueden ser herramienta de las mafias de turno para luego, con rabo de paja, acusar a otros los que fundamenta la máxima que dice “el periodismo o es libre o es una farsa.

El país está polarizado y Cartagena en igual sentido; la comunicación política está jugando un papel fundamental,  como lo dije al principio, en el direccionamiento de nuestro criterio a la hora de elegir a que “bando” pertenecemos.  Mi llamado no es a satanizar al periodista, no se confundan, sino para que leamos entre líneas cuando se digiera la información y que no traguemos entero y sesguemos nuestro discernimiento solo porque somos afines a X periodista.

Culmino citando a Kapuscinski El periodismo es intencional; Se fija un objetivo e intenta provocar algún tipo de cambio. El deber de un periodista es informar de manera que ayude a la humanidad y no fomentando el odio o la arrogancia. La noticia debe servir para aumentar el conocimiento del otro, el respeto del otro. Las guerras siempre empiezan mucho antes de que se oiga el primer disparo, comienza con un cambio del vocabulario en los medios.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar