“Las EPS que no cumplan con la ley deben ser retiradas”, superintendente nacional de salud

“Las EPS que no cumplan con la ley deben ser retiradas”, superintendente nacional de salud

La Casa del Niño, es uno de los hospitales que más se ha visto afectado por el endeudamiento de las Entidades Promotoras de Salud, incluso, al Hospital infantil le ha tocado correr con responsabilidades que le competen a las EPS a la que están afiliados los numerosos niños que se encuentran hospitalizados en esta clínica, y que no han recibido respuesta de las entidades. El Superintendente Nacional de Salud, Norman Julio Muñoz, se pronunció acerca de este tema, exigiendo a estas organizaciones  que cumplan con la ley, y les garanticen los derechos de salud a sus usuarios.

“Con el tema de la casa del niño empezamos a establecer contacto directo con la institución, hay una agenda que ya está andando y que ya se materializó en el hecho de que el tema de auxilio directo mejoró. El éxito fundamental de que el tema de salud funcione en cualquier territorio depende del compromiso de la Administración Departamental, tenemos dificultades financieras complejas, tenemos deudas de unas EPS que tienen dificultades, tenemos deudas de las administraciones territoriales”, mencionó el superintendente.

“Nosotros venimos haciendo una labor mensual detallada de identificar cuáles son aquellos aseguradores o EPS que en el departamento o distrito no están cumpliendo su tarea, aquí debe quedar el primer mensaje claro para las autoridades departamentales, que son la primera presencia de la Superintendencia aquí, aquellas EPS que de acuerdo con la evaluación de la secretaria departamental y distrital de salud no cumplan con las funciones de aseguramiento que la ley establece tienen que ser retiradas”, agregó.

 

Muñoz hizo énfasis en que el retiro a aquellas EPS que no le cumplen a sus usuarios, ya lo han hecho en varias regiones, y que si estas entidades no están en la capacidad se tienen que ir del territorio. A su vez, pidió a la Secretaria de Salud del Departamento de Bolívar, y a la Secretaria de Salud Distrital de Cartagena, que reporten os casos de irregularidades que se presenten por medio de las EPS, con el fin de proteger a los usuarios, en este caso, proteger a los niños del Hospital Infantil que se han victo afectados en esta problemática.

“Entendemos que se generó una deuda hace muchos años en el sistema por diferentes circunstancias, y esa deuda es pesada para las instituciones prestadoras de servicios de salud, pero se vuelven más pesadas cuando el flujo corriente no llega, y el giro directo en ocasiones no llega ni al 10 por ciento del valor facturado. Ya quedan advertidos del giro del 80 por ciento, Aquella institución que no cumpla con el valor radicado por las instituciones -que también debemos hacerlo con el giro directo del esfuerzo propio, que es un recurso que las administraciones distrital y departamental tienen todos los meses girado a las instituciones- todos los giros deben sumar el 80 por ciento del valor de la factura”, sostuvo.

El superintendente manifestó que aquellas instituciones que no lo hagan, tendrán dos consecuencias, hablando de las subsidiadas y contributivas, se les aplicará  la retención del giro hasta que no haya un ajuste del valor, y por incumplimiento de esta instrucción,  se abrirá un proceso sancionatorio, no solamente contra las EPS sino también contra sus representantes legales, por incumplir con una orden de la Superintendencia Nacional de Salud.

“Aquí no podemos pagar facturas de vigencias anteriores, la unidad de pago por capitación que se gira mensualmente corresponde a la vigencia actual, es una actuación irregular cuando se acreditan los pagos mensuales a los servicios prestados en las vigencias anteriores, eso es ilegal. Es una instrucción de la Superintendencia a los vigilados sobre el cumplimiento del giro del 80 por ciento de los eventos facturados de manera mensual”, dijo Muñoz.

Por parte de la Superintendencia Nacional de Salud, se ha dicho que no hay ninguna justificación para que haya un proceso de negociación posterior sobre ese saldo, lo que procede es que fundamentalmente haya una glosa debidamente justificada que el prestador pueda resolver en los tiempos de ley, de esta manera,  le corresponde a la institución prestadora de los servicios de salud, una vez tiene la glosa definitiva y recibe recursos, descargar de la zona contable esos pagos.

Las Fundaciones Hospital Infantil Napoleón Franco Pareja – La Casa del Niño- y UCI Doña Pilar, se han visto afectadas porque trece Entidades Promotoras de Salud –EPS- les adeudan hace un año más de 28 mil millones de pesos, lo que pone en riesgo la atención mensual de más de 14.000 niños, niñas y adolescentes de la costa Caribe colombiana.