Lidio García invitó a defender un solo partido llamado Colombia en su discurso como nuevo presidente del Senado

Lidio García invitó a defender un solo partido llamado Colombia en su discurso como nuevo presidente del Senado

En medio de la celebración de independencia de los colombianos, en el Congreso de la Republica se instalaba el nuevo período legislativo y con él las nuevas mesas directivas. La presidencia del Senado, como ya se auguraba, quedó a cargo del bolivarense y cabildante del Partido Liberal, Lidio García Turbay. En su discurso de posicionamiento invitó a sus compañeros a trabajar por la unidad nacional, dejando atrás diferencias partidistas, e instó con clamor al Presidente Iván Duque a intervenir sobre el operador de luz de la Costa Caribe del país.

García Turbay es comunicador social de profesión graduado de la Universidad Autónoma de Colombia y político por pasión con estirpe familiar. Nació en el Carmen de Bolívar y fue cantante de vallenato en su juventud. Inició su carrera en el ámbito público como concejal de su municipio y después como diputado de la Asamblea de Bolívar por el Partido Liberal.

Lleva 16 años en el Capitolio desde que ingresó en 2008 como representante a la Cámara. En su paso por la Comisión Quinta apoyó la masificación del servicio de gas domiciliario y la normalización de energía en el departamento de Bolívar, el tema de los servicios públicos ha sido su punta de lanza desde siempre.

Precisamente desde el 2010 qué pasó a ser senador de la República, una de sus principales banderas políticas ha sido el no cobro a la reconexión de estos servicios y durante su discurso enfatizó en el clamor de más de 11 millones de ciudadanos en el Caribe colombiano que viven la decidía del mal servicio de Electricaribe: Esperamos que en octubre, como lo dispone el cronograma, tengamos varios operadores, con suficientes conocimientos, experiencias y músculos financieros para no volver a repetir ese drama.

García Turbay, quien obtuvo la votación más alta del Partido Liberal en las pasadas elecciones, esta vez volvió a quedar invicto en la elección como presidente del Senado. Fue escogido por todas las bancadas por unanimidad, un hecho histórico en Colombia. Además, por primera vez la Izquierda no propuso candidato para este mandato.

El senador liberal en su discurso de posicionamiento envió un mensaje de esperanza y ardua defensa de la Paz. Desde siempre ha batallado por los acuerdos alcanzados entre el expresidente Juan Manuel Santos y la guerrilla de las Farc. Habló con estadísticas de los logros que ha tenido Colombia internacionalmente y la desmedidadesconfianza con la que han crecido las generaciones colombianas. Y entonces no vemos la nación que supera su propia historia, al menos la de las últimos décadas, expresó el político bolivarense agregando que es hora de pasar la página.

El reto no es cómo rectificar los acuerdos de paz, sino cómo aplicarlos de la manera más conveniente. Ningún pacto es perfecto. (…) Nuestro desafío, ahora, es como agendar el futuro de la nación, y sobre todo de la población vulnerable. Habló de la protección de quienes están regresando a sus tierras, de los lideres sociales y propuso congelar el sueldo de los congresistas: Es tal la situación económica del país, que hoy debemos ponernos en los zapatos de los mas desfavorecidos. (…) Esto no nos haría daño alguno, pero si podríamos con esos recursos invertirlos en escuelas y puestos de salud.

En materia económica afirmó que debe racionalizarse el gasto y perseguir a los evasores de impuestos. En justicia, fue claro en recordar que tienen pendiente una reforma a la justicia que garantice una mayor eficacia y transparencia en las acciones de juzgados, tribunales y cortes. Además anunció tramitar otra vez el estatuto anticorrupción, luego de su hundimiento ante la tormenta política.

Como presidente del Senado, asumo hoy ante el país el compromiso de tramitar y rodear del ambiente legislativo necesario, el proyecto de ley anticorrupción que será presentado por el gobierno nacional, con el acompañamiento de  todas las fuerzas políticas de este Congreso y del Fiscal General de la Nación, afirmó Lidio García además de proponer la Cátedra anticorrupción obligatoria en los últimos grados de la educación básica secundaria, para empezar a formar entre las próximas generaciones una nueva moral pública.

En cuanto al Plan de Desarrollo que aprobaron en un ambiente polémico en el Capitolio, con miras al 2030, fue enfático en decir que debe derrotar por completo la pobreza. Tenemos que conquistar mejores resultados en materia económica, aumentar infraestructura, garantizar una notable eficiencia pública y conseguir mayores indicadores de desempeño entre las empresas, agregó García Turbay alegando que el mecanismo para lograrlo debe ser al impartir la ciencia, la tecnología y la innovación.

En el tema político, se sabe que con la llegada de los partidos independientes a las mesas directivas del Congreso el Gobierno Nacional no la tendrá tan fácil en este período legislativo. El nuevo presidente del Senado instó a dejar la polarización porque este no es el Congreso de la izquierda y de la derecha, hizo un llamado a defender un solo partido llamado Colombia. Finalmente invitó a todos los congresistas a poner el ejemplo: a tolerancia, el respeto y la unión que deseamos para todo el país, tienen que empezar por nosotros.