“Lidio García le ha permitido a Bolívar recuperar la importancia política”: Partido Liberal

“Lidio García le ha permitido a Bolívar recuperar la importancia política”: Partido Liberal

En pocos días inicia la segunda legislatura del cuatrenio bajo la gestión del mandatario Iván Duque, y desde ya el nuevo presidente del Senado, Lidio Garcia, aclara las bases en las cuales sentará su encargo donde buscará brindarle la mayoría de garantías a todos los partidos y velará por sacar adelante aquellos proyectos que beneficien excencialmente a las comunidades del país.

García entrará a reemplazar a Ernesto Macías después de un periodo bastante polémico y acalorado para el Congreso. Por decisión de las bancadas y por elección unánime del Partido Liberal, colectividad que ha militado desde siempre el bolivarense, Lidio le permitirá al departamento tener otra vez tener esta representación legislativa, después del cargo de Javier Cáceres Leal en 2009.

El senador asumirá la presidencia el próximo 20 de julio junto a Carlos Cuenca quien liderará la Cámara de Representantes. Ambos precederán una nueva complejidad para las relaciones entre el Alto Gobierno y el Congreso, han afirmado los expertos. Porque aunque no se han declarado abiertamente duquistas, es más García apoyó al mandatario nacional en la segunda vuelta con votos departamentales, sí se han opuesto a los proyectos bandera de Duque en la pasada legislación como las objeciones a la JEP.

De acuerdo a la diferencia nacional del Partido Liberal, en un comunicado enviado a los medios, se han referido a la coherencia y disciplina que ha caracterizado a su colectividad por años y han tildado de falacias y de oscuros intereses las críticas de algunos sectores de la opinión pública.

“La disciplina, la perseverancia y la independencia del hoy Senador Lidio García Turbay, le han permito al partido Liberal en el departamento de Bolívar recuperar la importancia política, con espacios en todas las corporaciones legislativas. De la Soledad y la ausencia de dirigentes pasamos a la necesidad de muchos por representar nuevamente al partido Liberal. Dos extraordinarios gobernadores lideraron una transformación social en el departamento, un alcalde de Cartagena que en su momento generó estabilidad en la ciudad, pero lo más importante es que con orgullo nuevamente Bolívar es un escenario que agita con emoción el “trapo rojo”,” se expresa en el comunicado; precisamente García ha obtenido ese mérito por la altísima votación que sacó en las pasadas elecciones a nivel nacional y su férrea defensa por el arraigo regional.

Lidio ha coincidido con otros legisladores en que es necesario algunos cambios de ministros porque su poca experiencia han retrasado el cauce de la agenda de trabajo con el Ejecutivo. De esto mucho dependen el alcance de los objetivos del Alto Gobierno, porque está presidencia actual, considera de acuerdo a los estatutos de la oposición como partidos independientes, no escatimará en rechazar lo que consideren inconveniente. Por eso, los dos encargados han afirmado que este nuevo periodo debe estar enfocado en una agenda regional, donde además, le han pedido al gabinete ministerial mayor conocimiento de los departamentos. Sobre todo cuando viene una campaña electoral ad portas de escoger a los representantes de las autoridades descentralizadas.

En el comunicado referenciado, la dirigencia aclara que justamente en este partido no hay jugadas especiales para otorgar avales: “En el departamento de Bolívar no hay ningún proceso enrarecido en lo que al partido Liberal se refiere, tampoco componendas de ninguna naturaleza, hay un proceso minucioso para escoger o no, un candidato con posibilidades que represente la colectividad y que tenga el compromiso de continuar con la transformación del departamento, que requiere un trabajo serio y dedicado del próximo gobernante”.

“Coherencia y Disciplina”: dirigencia Partido Liberal

A través de falacias, algunos insípidos personajes buscan satisfacer su interés desmedido por ganar protagonismo y reconocimiento en el escenario político departamental.

No podemos aceptar falsas e irrespetuosas afirmaciones hacía el Partido Liberal y sus dirigentes, de quienes jamás han contribuido en nada en la defensa de esta colectividad. Ser Liberal no es esconderse detrás de un escritorio o utilizar un medio de comunicación para expresar los deseos reprimidos por ocupar posiciones.

Es fácil blasfemar cuando no han dado la batalla por el partido al que dicen pertenecer solamente para buscar investiduras, es fácil criticar para posiblemente hacer un favor a quienes no son capaces de manifestar su verdadero pensamiento, y que por el contrario esperan oportunidades laborales para aparecer como verdaderos liberales.

La disciplina, la perseverancia y la independencia del hoy Senador Lidio García Turbay, le han permito al partido Liberal en el departamento de Bolívar recuperar la importancia política, con espacios en todas las corporaciones legislativas. De la Soledad y la ausencia de dirigentes pasamos a la necesidad de muchos por representar nuevamente al partido Liberal. Dos extraordinarios gobernadores lideraron una transformación social en el departamento, un alcalde de Cartagena que en su momento generó estabilidad en la ciudad, pero lo más importante es que con orgullo nuevamente Bolívar es un escenario que agita con emoción el “trapo rojo”.

Cada debate electoral presenta situaciones y circunstancias políticas diferentes, las candidaturas no pueden ser por caprichos o deseos, las candidaturas tiene que lograr el reconocimiento del pueblo que al final elige libre y espontáneamente a sus gobernantes. Esperamos que quienes hoy aspiran a hacerlo por el partido puedan lograr la convocatoria necesaria para el triunfo.

En el departamento de Bolívar no hay ningún proceso enrarecido en lo que al partido Liberal se refiere, tampoco componendas de ninguna naturaleza, hay un proceso minucioso para escoger o no, un candidato con posibilidades que represente la colectividad y que tenga el compromiso de continuar con la transformación del departamento, que requiere un trabajo serio y dedicado del próximo gobernante.