Lidio García, Personaje de la Semana 

Lidio García, Personaje de la Semana 

El senador del Partido Liberal, Lidio García, merece todos los aplausos tras convertirse en el nuevo presidente del congreso durante el periodo 2019-2020, un hecho más que recalcable por ser un líder oriundo del departamento de Bolívar. García señaló en su discurso ante los presentes de la cámara alta su apoyo total a los tratados de paz “Ningún pacto es perfecto. Este, es verdad, tiene sus erratas, seguramente menores de las que tuvieron los siete procesos de paz que le antecedieron porque toda negociación mejora la siguiente, pero es el que logramos, con la mediación no de un gobierno sino del Estado. Ya fue suficiente. Por favor”.

Una de las partes que más vale la pena recalcar en su discurso fue la de la inversión en otras regiones para combatir con la pobreza en toda Colombia y tratar de erradicar este flagelo de una vez por todas. “En el año 2030, Colombia deberá haber derrotado por completo la pobreza”, sostuvo García, quien ve este año como una meta alcanzable.

El férreo defensor de la paz es, en estos momentos, la figura más importante y determinante del liberalismo en el país. Es de pleno conocimiento que el líder obtuvo la votación más alta de este tradicional partido al ser reelegido como senador con más de 114 mil votos. Eso se vio demostrado en su presidencia, que obtuvo 101 votos a favor, un voto nulo y otro en blanco.

¿Quién es Lidio García? 

Lidio García nació en el seno de una familia política en su querido Carmen de Bolívar el 10 de febrero de 1971. El líder de 48 años, apasionado por la música vallenata gracias a su gran talento como intérprete, estudió comunicación social pero su carrera despegó en el terreno de la política, siempre vinculado al Partido Liberal.

En 1994 obtuvo una curul en el Concejo del Carmen de Bolívar y luego, en 1997, obtuvo un puesto en la Asamblea Departamental, siendo reelecto en el siguiente periodo. Su carrera meteórica no paró ahí y decidió comenzar a jugar en las grandes ligas ganándose un escaño en La Cámara de Representantes en el año 2006, con una votación de más de 26 mil personas que creyeron en su proyecto.

El 4 de noviembre de 2010 obtuvo una curul en el senado tras la destitución de Piedad Córdoba por los presuntos nexos de corrupción y ahí se ha quedado, con un país que ha creído firmemente en él pues, en el periodo de elecciones legislativas de hace un año, obtuvo la votación más alta de los rojos con más de 114 mil tachones.