Lo que no se vio en la visita del papa: Emilia Fadul dice ser perseguida por la justicia

Lo que no se vio en la visita del papa: Emilia Fadul dice ser perseguida por la justicia

La visita del papa Francisco a Cartagena, fue un espacio para la reflexión y el perdón, el sumo pontífice vino con el objetivo de motivar a los cartageneros a que den ese primer paso, para alcanzar la anhelada paz, sin embargo, el evento también dejó casos curiosos, como el que se presentó en la iglesia San Pedro Claver, en donde la ex registradora de Instrumentos Públicos de Cartagena, Emilia Fadul Rosa, se expresó ante el máximo líder de la iglesia católica, afirmando que es perseguida por la justicia.

La ex funcionaria, fue detenida en abril de 2012, en Valledupar, siendo acusada por los delitos de prevaricato por acción y por aprobación, no obstante, quedó en libertad en el año 2013, por vencimiento de términos. Los detalles de los  delitos que se le imputaron, tienen que ver con la supuesta intención que tenía Fadul de apoderarse de un predio de 52 hectáreas, 12 de estas en una isla.

Emilia Fadul fue investigada  por presunta venta irregular de tierras de propiedad de la Corporación Eléctrica de la Costa Atlántica, Corelca,  y con la cual se iba a indemnizar a 63 campesinos que habían resultado perjudicados por el paso de líneas de alta tensión, pero siempre negó todos los señalamientos en su contra, y en numerosas ocasiones invitó a todos los ciudadanos a que verifiquen el manejo que ella le estaba dando a esta organización.

El abogado defensor de Fadul, Alejandro Cadena, había manifestado que la imputación que se le hizo a su defendida fue injusta, y que permaneció detenida más de un año, sin que se le resolviera su situación jurídica.

Fue entonces el domingo 10 de septiembre de 2017, cuando Cartagena se vestía de gala para recibir la visita del papa Francisco, y la ex registradora asistió a la misa realizada en la iglesia San Pedro Claver, en el Centro Histórico, y ubicándose muy cerca del lugar por donde iba a caminar Bergoglio, lo esperó, y justo en el momento que el papa pasaba en frente suyo, tomó de la mano al máximo jerarca de la iglesia católica, y le dijo: “Fui encarcelada injustamente, somos perseguidos por la justicia. Yo soy perseguida política”.

Con mucha prudencia y en voz baja, Francisco le respondió a la ex funcionaria, sobre esta respuesta, Emilia Fadul solo pudo agradecer al papa, además de besar su mano. Luego de que las autoridades judiciales aún no hayan comprobado en su totalidad las irregularidades en la Registraduria de Instrumentos Públicos, la acusada tuvo un encuentro divino, ¿qué le habrá dicho el sumo pontífice? Lo único cierto es que el perdón y la reconciliación se han convertido en las palabras de moda en la ciudad Heroica.

Emilia Fadul había sido capturada junto con cinco personas más, tales como el exgerente de Corelca Julio Mendoza, el notario 10 de Barranquilla, Álvaro Ariza, el juez primero promiscuo del circuito de Mompox, Orlando Puello, el abogado demandante, Argemiro Lafont y el socio del abogado, Luis Ballestas.