Columnista

Más cerca de lo que pensamos

Por: Óscar Borja Santofimio

Con la declaratoria de pandemia, los términos suspendidos en la rama judicial, mi trabajo como abogado litigante se vio reducido; la lectura, las series de Netflix, escuchar las conferencias del Instituto Colombiano De Derecho Procesal, ayudan a gastar el tiempo. En lo personal cuento con un pequeño jardín al que le dedico unas horas del día, mi salud ha estado estable y solo me preocupo por una dieta sana, un poco de ejercicio y darle ánimo a nuestro hijo que está encerrado en su residencia en España, esperado continuar sus estudios, o regresar a nuestro hogar.

El teletrabajo hace parte de mi rutina; los abogados de la firma todos en sus casas, siempre atentos a las consultas que a diario nos hacen nuestros clientes, quienes piden la interpretación de los decretos y la solución a sus problemas de carácter laboral, contractual y las decisiones que cambian el rumbo de las empresas.  

No he salido, ni lo pienso hacer, aunque mis escritos en los medios son leídos por seguidores y amigos que dejan sus comentarios. Algunos llaman a saludar, otros a comentar la situación, el teléfono y el Whatsapp son los más utilizadodurante el encierro en casa.    

Hoy llegó lo inesperado, sorprendido quedé cuando recibí la llamada de un cliente informándome la presencia de un caso confirmado en su empresa; el café que tenia en la mano fue consumido de un solo sorbo, hasta ese momento pensé que estar en mi casa me mantendría alejado del protervo virus. Pero uno de los empleados de mi cliente ya lo tiene, y entendí lo cerca que estamos todos de contraerlo.  

No esperemos que hasta no ver no creer, por favor, hagamos de nuestros actos y hechos acciones responsables. No contamos con el apoyo de nadie, el Gobierno Nacional no nos va a salvar, ni el Alcalde, tenemos que cuidarnos a nosotros mismos, solo la oración y la gracia de Dios, sanos y a salvo nos puede mantener; no salga de su casa si no lo necesita, no reciba visitas, tome todas las medidas que recomiendan las autoridades.

La vida de muchas personas se perderá, es un enemigo invisible, que como experto francotirador, no falla en su letalmisión, no esperemos a estar contagiados para creer, cuidemos nuestras vidas y las de los demás, el COVID19 está más cerca de lo que pensamos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar