Dueño de la discoteca Mistik es señalado de intentar asesinar con arma blanca a una mujer

Dueño de la discoteca Mistik es señalado de intentar asesinar con arma blanca a una mujer

 

Desde el pasado 19 de abril del 2019 Luis Eduardo Correa Germán se encuentra en el ojo del huracán. En hechos que aún no han esclarecido las autoridades, una mujer, identificada como Kelly Julieth Rivera Montoya, oriunda de la ciudad de Medellín, manifiesta que este hombre la maltrató físicamente propinándole hasta 16 puñaladas.

La macabra escena se dio a conocer por medio de una denuncia interpuesta por la hermana de la supuesta víctima, quien asegura que este hombre es un peligro para la sociedad al actuar de manera tan violenta contra su familiar.

Presuntamente, el modus operandi del hombre consistió en encerrar a la mujer durante varios días hasta que le propinó las heridas mortales. La mujer fue trasladada hasta la Clínica Madre Bernarda, donde se recupera satisfactoriamente de los cortes producidos en todo su cuerpo.

A pesar de que su estado de salud sea estable, Kelly teme por su vida pues la hermana ha dado a conocer que la intención del sujeto es acabar con la vida de ella. Además de haber producido daño mental y físico, la mujer perdió sus documentos personales y el celular, presuntamente hurtados por este mismo hombre.

Este portal pudo conocer que el supuesto agresor es hijo de los propietarios de los colegios Almirante Colón. Además, es el dueño de la discoteca Mistik, reconocido rumbeadero de la ciudad de Cartagena, ubicado en pleno Centro Histórico, a la vista de todos los visitantes que vienen al corralito de piedra.

La familia de Kelly Rivera tiene temor de lo que pueda pasar con la mujer. Lo único que supieron de ella es que colocaría el respectivo denuncio para que las autoridades abrieran la investigación contra el empresario.

Habla el padre de Luis Eduardo Correa

A través de un comunicado de prensa, el profesor Jorge Correa, dueño del Colegio Almirante Colón y padre del presunto agresor, expresó su opinión con relación a los hechos ocurridos el viernes 19 de abril de 2019, donde su hijo está involucrado en el presunto abuso físico a Kelly Rivera.

Dentro del comunicado se aclara que no fue testigo presencial del hecho, y que rechaza los actos de violencia en contra de quien fuere la pareja de Luis Eduardo. Además, lamenta profundamente esta inaceptable conducta que se aleja de los principios y valores inculcados en el seno de la familia, donde manifiesta que tiene toda la disposición para que las autoridades puedan esclarecer los hechos.

Por último el docente aclara que su hijo, señalado de participar en estos hechos de maltrato, no tiene ninguna vinculación contractual con La Asociación Colegio Militar Almirante Colón. A pesar de que el nombre de su familia se vea manchado por los errores de su sangre, el docente aclara que desde su accionar, representado en la institución, es el de fomentar una formación integra en todos los aspectos de la vida para los que serán los futuros líderes de la sociedad cartagenera y colombiana.