pautas para ser un buen modelo nutricional desde casa

pautas para ser un buen modelo nutricional desde casa

Por: Ana Robinson

Al convertirnos en padres siempre asumimos un gran reto y uno de ellos es la nutrición de nuestros niños, lo que se convierte en una experiencia verdaderamente desafiante cargada de aprendizaje.

Alguna vez te has preguntado ¿por qué mi hijo no quiere comer?, ¿qué tipo de alimentos le estoy proporcionando a mi hijo? Y ¿cuáles son los efectos y consecuencias que puede producir en su organismo? Este tipo dudas hacen que día a día cometamos muchos errores al momento de alimentarlos ya que esto nos puede llevar a ser muy restrictivos o muy libres sin tener en cuenta aspectos claves relacionados con su crecimiento.

Teniendo en cuenta esto, ¿has evaluado si eres un buen modelo educativo en la nutrición de tus hijos?
El rol del padre de familia es fundamental como ejemplo en todos los aspectos de la vida de un niño, y uno de ellos es la nutrición; como padres siempre debemos tener presente que su alimentación debe ser Suficiente en cantidades de alimentos para cubrir las necesidades energéticas y nutricionales del organismo según su edad, sexo, talla, peso y actividad física, y a su vez debe ser Completa; es decir, que contenga todos los nutrientes tales como: proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas, minerales y agua los cuales contribuyen con un adecuado aporte de energía contribuyendo a la formación de tejidos y huesos que permiten un óptimo crecimiento y desarrollo.

Recuerda es muy importante guardar una proporción adecuada de los alimentos, es decir, que aporten las cantidades de nutrientes necesarios sin excedernos (evitando azucares procesados, bebidas azucaradas, dulces y grasas) porque esto podría desencadenar en ellos un aumento de peso exagerado o desarrollo precoz.

Como padres siempre deseamos que nuestros hijos consuman todos los alimentos de manera tranquila y Divertida, es por esto que hoy quiero enseñarles algunas pautas educativas para tener en cuenta al momento de alimentar a nuestros niños como:

1. Respetar los gustos y preferencias alimentarias de tu hijo.

2. Manejar una correcta postura al consumir los alimentos.

3. No utilizar el consumo de alimentos como sobornos, premios o castigos.

4. Enseñar a nuestros hijos lo importante que son los momentos de cada comida para la familia y hacer estos momentos agradables y felices para ellos.

5. Reconocer y felicitar a los pequeños por sus procesos y avances en el consumo gradual de alimentos.

6. Nunca comparar, ya que cada niño tiene un ritmo y proceso diferente en su alimentación.

7. Mantener una alimentación sana, completa y balanceada; recuerda que el ejemplo eres TÚ.

8. Incluir en tus preparaciones nuevos alimentos con el fin de estimular un mejor desarrollo sensorial de sus sentidos (gusto, sabor, textura, olor y presentación) lo cual evitara futuros rechazos a alimentos.

9. Evitar discusiones y malas actitudes al momento de la comida ya que puedes ocasionar traumas o episodios desagradables en ellos provocando trastornos en su conducta alimentaria.

El desafío de ser padres crea un mundo maravilloso para explorar donde TÚ eres su gran maestro y motivación para hacer de él una versión mejorada y más saludable de ti.