AlcaldíaCartagena

Pedrito nos clavó un peajito

Por: Ezzer Matos

 

“Queridos cartageneros, como alcalde y como ciudadano las intenciones que determinan mi obrar siempre serán por el bien de la ciudad”; fueron las palabras de Pedrito Pereira, ese hombre al que le confiaron el distrito, pero que a pocos días de dejar el encargo, su popularidad y credibilidad bajaron a tal grado, que los vecinos del barrio Manga lo declararon persona no grata, supuestamente.

 

Lo cierto  es que el proyecto del corredor portuario es una obra de infraestructura necesaria para la ciudad, que a decir verdad en los últimos años, poco o nada ha sido la inversión en infraestructura vial, lo que ha generado desorden que vemos en la vías de nuestra ciudad; ahora, si el distrito no cuenta con el presupuesto necesario para una obra de esa magnitud, no existe incoveniente para que por la iniciativa privada se haga, incluso sin tanta demora como lo sería si fuera el distrito mismo quien lo haga.

 

En palabras del señor Ménzel Amín (representante de KMA construcciones), se radicó el proyecto del corredor portuario por primera vez en el año 2014, sin embargo con las correcciones y añadiduras se aprobó la factibilidad el 8 de agosto del 2017 y la adjudicación se surtió hace pocos días de este año que casi termina; con esta información es claro que la propuesta, la iniciativa tiene su nacimiento en el sector privado y que el distrito no aportara ni una pala de cemento en inversión porque según Pedrito: “…para su ejecución no se requieren recursos públicos”.

 

Para no entrar en detalles, si el privado va a correr con el costo de la obra es apenas obvio que necesita recuperar la inversión realizada y la forma directa y segura de hacerlo es mediante el recaudo a traves de un peaje o mediante el incremento del impuesto de valorización de los barrios circundantes a la obra y honestamente no creo que el privadose quiera recuperar tan magna inversion a traves del impuesto de valorización, porque aquí en Colombia tenemos la cultura del no pago y si el privado no recupera su inversión el problema es para el distrito.

Estoy de acuerdo con el proyecto, y estoy de acuerdo con que la inversión se debe recuperar, sin embargo, esos peajes que inicialmente operarían durante 35 años y que tanto privados como Alcaldía con un esfuerzo máximo, supremo, colosal, lograron la legendaria hazaña de bajar a 30 años, si bien son la forma mas eficaz de recuperar la inversión de los privados, su durabilidad, las décadas de funcionamiento son un abuso y para esto traigo a colación la definición de “inversión” que hace el profesor de teoría social y economía política de la Universidad de Lancaster, Andrew Sayer: “La palabra inversión significa dos cosas muy diferentes, una es la financiación de actividades productivas y socialmente útiles; otra, la compra de servicios existentes para exprimirlos y obtener rentas, intereses, dividendos y plusvalías. Usar la misma palabra para dos actividades tan distintas sirve para «camuflar las fuentes de riqueza» y empujarnos a confundir su extracción con su creación”.

 

No es nada equitativo la instalacion de peajes con una duración de 30 años para recuperar la inversión del privado, y con esta maniobra Pedrito perdió toda su buena popularidad; afirmó que junto con los entes de control socializó el proyecto con las comunidades afectadas siendo esto mentira y por ello no resulta raro que desde los sectores que se oponen a la instalacion de peajes, se haya interpuesto acción de tutela al proyecto por violación al debido proceso,y a la espera de la decision de la justicia, por lo pronto puedo afirmar con su actuar, el burgomaestre perdió su credibilidad y de paso Pedrito nos clavo un peajito.

 

 

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar