Reivindicación costeña en el legislativo

Reivindicación costeña en el legislativo
Por: Alejandro Mora Bayter

Sin intención de desacreditar el extraordinario trabajo que han realizado personajes distintos a los mencionados en esta columna, quienes durante mucho tiempo, de una u otra manera, han traído un sin numero de beneficios a las distintas regiones de nuestro departamento; hoy, apartado de las criticas destructivas a las que es tendencia recurrir al momento de referirnos a alguno de nuestros dirigentes políticos, llámense alcaldes, gobernadores o congresistas; es sano dejar a un lado la polarización en la que estamos inmersos en la actualidad, por ello, con voz de reconocimiento, con un tono de aplausos y con mirada objetiva, puedo decirle a cada uno de los bolivarenses, que no perdieron su voto depositado en cualquiera que haya sido su elección entre estos tres representantes: Yamilito Arana, Emeterio Montes y Yoyo Benedetti.

Más allá de las circunstancias que puedan rodear a cada uno de estos jóvenes, cualquiera de los tres, significan renovación política en nuestra región; nuevas metas, nuevos proyectos para el departamento, actuares distintos a los que estamos acostumbrados a ver en la política tradicional; y, quizás lo mas importante, nuevos ideales tendientes al desarrollo de Bolívar.  

Yamilito, magangueleño de nacimiento, sin dilaciones, desde su llegada al congreso, ha tomado partida en decisiones y proyectos de trascendencia nacional: desde los debates del Plan de Ordenamiento Territorial, en donde lideró proposiciones como la que eliminó el IVA a la canasta familiar; a un año de ser elegido, se ha mantenido congruente a sus propuestas de campaña y fiel a sus electores.

Emeterio montes, desde su candidatura con las banderas de la educación, se ha mantenido firme en la búsqueda de recursos, nuevas inversiones y proyectos que beneficien la educación superior en nuestro departamento; en igual sentido, ha venido trabajando para lograr que se amplíe la cobertura de las universidades publicas de Bolívar.

‘Yoyo’ Benedetti, el más joven entre los representantes de Bolívar, con apenas 28 años de edad; sin ninguna duda, ha generado argumentos para afirmar que los jóvenes, hoy en día, cuando hay preparación y liderazgo, podemos ser merecedores de grandes oportunidades, y enfrentarnos a grandes retos. Hace apenas algunos días, fue el merecedor de aplausos por parte de sus colegas parlamentarios, al momento de alzar la voz de protesta al ver que, recursos económicos que podían ser invertidos en nuestro departamento, iban a ser destinados para un proyecto portuario en Antioquia, el cual, además de restar inversión a Bolívar, puede restar ingresos al departamento.    

Quienes seguimos de cerca el ejercicio parlamentario, podemos afirmar, con confianza, que los bolivarenses estamos bien representados.

Por mi parte, espero que este minúsculo reconocimiento pueda llegar a significar algo de motivación para seguir el buen desarrollo de sus funciones en el poder legislativo.

Para reflexión de los lectores, culmino con esta frese: “aplaudir lo bueno y repudiar lo malo, pero siempre dentro de un marco de objetividad”.