Cartagena

Secretaría de Hacienda explica la situación financiera del Distrito

A través de un comunicado emitido por el secretario de Hacienda, Derwin Pérez, la administración distrital le explicó a la ciudadanía cómo es la situación financiera que tiene Cartagena. Los años 2020 y 2021 serán dedicados para el saneamiento fiscal y financiero de la entidad. Esto fue lo que dijo:

Entendiendo la situación financiera de la administración distrital, y una vez revisados los distintos documentos soporte de la situación en mención, documentos no solo generados en el proceso de empalme, sino por el equipo actual de la Secretaría de Hacienda que ha evaluado la gestión de recaudo, contable, presupuestal y de tesorería de la entidad, me permito informar:

1.    Ratifico lo mencionado en distintos espacios, entre esos las audiencias públicas del honorable Concejo Distrital en el que hemos presentado cómo se recibieron las finanzas distritales. El Distrito de Cartagena de Indias es identificado a nivel departamental, regional y nacional como un territorio con inmensas fortalezas, una ciudad con un fuerte turístico, cultural y económico.

Sin embargo, así como son identificadas sus fortalezas, en los dos últimos años se ha hecho bastante notoria la debilidad de sus finanzas, producto en gran medida de una importante cantidad de embargos y obligaciones de vigencias anteriores, que limitan el buen funcionamiento de la administración pública, en especial en su papel obligado de la promoción del bienestar presente y futuro de la población.

2.   Lo anterior limita las posibilidades de inversión de esta administración, por lo cual se ha decidido que el 2020 y 2021 son años para el saneamiento fiscal y financiero de la entidad, y la atención de las necesidades generadas por el impacto negativo del COVID – 19.

3.   Frente a esa realidad, el gobierno distrital en cabeza del señor Alcalde de Cartagena William Dau Chamat, ha identificado los siguientes factores de riesgo, los cuales amenazan el estado de las finanzas; i. La situación actual de los embargos en contra de la administración, ii. La débil gestión de la defensa judicial que ha tenido el distrito y las crecientes contingencias, iii. La alta dependencia de las entidades descentralizadas, que para su supervivencia demandan recursos del nivel central, iv. Las prescripciones, v. El estado financiero del Sistema Integrado de Transporte Masivo, entre otros.

4.   Ante estos factores de riesgo, se han estudiado posibles alternativas que permitan al ente territorial, sanear las finanzas de la ciudad:

I.              La implementación del Programa de Saneamiento Fiscal y Financiero establecido en el Acuerdo Distrital 0018 del 23 de diciembre de 2019 y el decreto de liquidación 1564 de 27 de diciembre de 2019, el cual plantea un saneamiento para 4 años que podrá cubrir los siguientes conceptos:

Cofinanciación del programa nacional para saneamiento fiscal o pago de pasivos del sector salud en lo que corresponda a la Administración Distrital.

Cubrir el déficit de las cuentas por pagar y/o reservas presupuestales que deben constituirse a 31 de diciembre de cada una de las vigencias fiscales de ejecución del programa de saneamiento fiscal y financiero generado por los embargos judiciales a las cuentas del Distrito-Déficit de Tesorería.

Cubrir el déficit a 31 de diciembre de 2019 de Instituto de Deporte y Recreación IDER y el Departamento Administrativo de Tránsito y Transporte DATT.

–          Sentencias y conciliaciones.
–          Pasivo Pensional.
–          Pasivo Laboral y prestacional.
–          Pasivo por retroactivos laborales.
–          Cubrir los pasivos exigibles y vigencias expiradas de todas las unidades ejecutoras del nivel central.
–          Otros pasivos a acreedores legalmente reconocidos.
–          Pagos por déficit en la operación, y compromisos del distrito con el Sistema Integrado de Transporte Masivo Transcaribe.

II.            Acogernos a la Ley 550 de 1999 de restructuración de pasivos, con lo cual el Distrito podría:

Restablecer su capacidad de pago de manera que pueda atender adecuadamente sus obligaciones.

Procurar una óptima estructura administrativa, financiera y contable de las mismas una vez reestructuradas.

Facilitar la garantía y el pago de los pasivos pensionales a cargo de la entidad territorial.

5.    Dicho esto, acogernos a la ley de restructuración de pasivos es una posibilidad, sin embargo, esta administración salvará a Cartagena con un esfuerzo técnico y administrativo, dando prioridad al programa de saneamiento fiscal y financiero, con el cual ya hemos logrado victorias tempranas, entre ellas materializar la posibilidad de que Cartagena se acoja al Acuerdo de Punto Final, para lograr sanear la deuda histórica del sector salud.

6.    Tenemos la convicción que arrebatándole a la corrupción los recursos del distrito de Cartagena, lograremos devolverle la dignidad a la ciudadanía, y atender las necesidades acumuladas durante años de inequidad y desidia administrativa; al tiempo que gestionamos eficientemente el recaudo, para garantizar más recursos que permitan cubrir las obligaciones de la administración distrital.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar