Sin categoría

Acción de cumplimiento eliminaría el exceso de luces de Neón en negocios del Centro Histórico

Irina Junieles Acosta / Política Heroica
La gran cantidad de establecimientos comerciales en el Centro Histórico que tienen avisos o elementos de neón en sus fachadas, y algunos que exceden el tamaño permitido, habrían sido la razón para que la Defensora del Pueblo en Bolívar, Irina Junieles Acosta, instaurara una acción de cumplimiento contra el Instituto de Patrimonio y Cultura (IPCC) y el Distrito para que proteja los bienes de interés cultural de la Nación.
“Desde el año pasado hemos hecho distintas solicitudes al IPCC y la Alcaldía de Cartagena, relacionadas con la conservación del patrimonio material e inmaterial de la ciudad; el patrimonio hace parte de los derechos culturales de la población, en ese marco, la función de la Defensoría es garantizar el cumplimiento de esos derechos fundamentales. Hemos venido desarrollado varias acciones entre las que se encuentra una acción popular que está en trámite. Es necesario que las autoridades controlen este tipo de elementos que en nuestro concepto, violan la normatividad vigente; el tratamiento debe hacerlo de manera especial el Instituto de Patrimonio y Cultura”. Indicó Junieles.
«Si se mira hacia la Torre del Reloj desde el Camellón de los Mártires, miramos numerosas fachadas con las luces de neón que inundan el escenario patrimonial. Los almacenes que tienen ventanas de vidrio llenas de publicidad, deberían tener en cuenta la norma”, agregó la funcionaria.
En la acción de cumplimiento, presentada ante el Juzgado 14 Administrativo el pasado 25 de mayo y admitida el 28 del mismo mes, se le pide específicamente al Distrito «realizar inspecciones rutinarias y constantes en las noches, horario en que los establecimientos aprovechan para ampliar su publicidad, utilizando luces de colores en neón sobre la fachada de los inmuebles del Centro Histórico».
Vale la pena destacar que conforme al Acuerdo 001 del 20 de noviembre de 2003, expedido por el Concejo Distrital y al Decreto 0977 de 2001 del Plan de Ordenamiento Territorial (POT) de Cartagena, «no se permiten avisos de neón, acrílicos, de plástico luminoso, iluminado en forma fija o intermitentes, pintados sobre el pavimento, directamente al muro, sobre los marcos, hojas de puertas, columnas o pilastras de portadas».
La normativa señala que las dimensiones máximas para los avisos en establecimientos comerciales es de 25 centímetros y que «no podrá colocarse ningún tipo de aviso sobre balcón, pilastras, columnas dinteles de portadas, rejas, ventanas y elementos decorativos de la fachada del inmueble».
El Artículo 77 del mismo decreto además califica como infracciones leves colocar sin autorización, en las fachadas o cubiertas de los bienes de interés cultural, rótulos, señales, símbolos, cerramientos o rejas que violen lo contemplado en la ley.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba