Opinión

Circo

Por: Ezzer Matos

Todo circo tiene y debe tener siempre un director y tener preparado un show que de entre todos, sea el mas llamativo, el mas espectacular. El año 2019 fue un año de sorpresas para dos directores de circo: Alvaro Uribe y William Garcia; el primero guardó un negro silencio cuando se descubrieron las fosas comunes que sepultaron los cuerpos de los llamados falsos positivos y al segundo se le cayó la carpa cuando perdió las elecciones a la alcaldía (hoy sigue intentado levantar esa carpa).

El senador Uribe, hombre incorruptible, honorable, sincero, respetable, reconocido, proclamado como el gran colombiano, representado ante la justicia por el autoproclamado abogangster, amante de la patria y de la guerra y de corazón cálido, tan cálido como la boquilla de los fusiles de los militares que le dispararon a cientos de civiles inocentes, hijos, hermanos, padres, nietos, tíos, para luego presentarlos como guerrilleros y no contentos con eso, desaparecer sus cuerpos enterrándolos en fosas comunes que hasta apenas el año pasado, fueron descubiertas haciéndonos recordar el macabro gobierno bajo el cual se desarrollaron estos actos infrahumanos. Increíble que una persona como el senador, que tiene una respuesta para todo, un contraargumento para los señalamientos que le hacen, cuya respuesta favorita siempre es: “Yo no tenia conocimiento de nada”, haya quedado en absoluto silencio cuando todos los medios nacionales e internacionales hablaban de ese nuevo descubrimiento y no solo él, sino todo el partido del centro democrático (que en Wikipedia aparece como partido político paramilitar) y aun los que no hacen parte de ese partido pero si son seguidores del hombrecito de las crocs.

Sin duda alguna el show mas épico de Alvaro fue poner a un títere de presidente, a una persona sin voluntad, sin capacidad de decidir, sumiso y de carácter débil,  una persona con una capacidad magistral para disimular que no sabe qué es lo que está haciendo cuando no está recibiendo ordenes y que la única vez que se atrevió a dar una orden, bombardeo a mas de ocho niños en el Caquetá un hecho por el que considero debe responder como jefe máximo de las fuerzas armadas y por dar la autorización.  En las páginas de la historia colombiana (que, por cierto, esta área vuelve a las aulas de los colegios) se debe plasmar que la herramienta humana de Alvaro bombardeo a niños colombianos incapaces de defenderse contra bombas cuyas detonaciones afectan áreas de 200 metros de diámetro y que dejan gigantescos cráteres, niños que no sabían de que lado estaba la justicia, y bueno, también debe quedar registro de su talento con la guitarra.

Por otro lado, William anuncio hace ya varios años un espectáculo llamado: agua gratis, cuya promoción fue muy bien acogida, sin embargo, no pudo presentarse. En una nueva oportunidad durante el año que pasó, la ciudadanía le mostró que no traga entero y que no se iban a conformar con agua gratis mientras sumía a la hermosa, cálida, fantástica, gloriosa y libre ciudad de Cartagena en el estanque de la corrupción. Ahora está empeñado en deslegitimar al alcalde electo, usando a sus  partidarios exponiéndolos al escarnio publico haciéndolos cometer actos que violan el espacio personal, o haciéndolos relatar historias sobre abuso psicológico cuando dentro de las funciones de un jefe y mandatario está el poner en conocimiento de sus empleados lo que se dice de ellos y no en presencia de una determinada cantidad de personas, sino en presencia de una persona de su entera confianza (¿o no?); haciéndoles saber que por no cumplir con ciertos requisitos no los puede nombrar en ciertos cargos porque es su deber ético, moral, profesional y social el hacerlo, porque esas actuaciones se realizan bajo la idea que proclamo el alcalde electo de salvar a Cartagena de la corrupción. Aun falta el show épico de William Garcia, pero si sigue presentándonos actos como los ya expuestos y vistos, seguramente ni él, ni sus seguidores van a salir bien librado y después no digan que no le avisamos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba