Cartagena

Concejal Fernando Niño, preocupado por la posibilidad de albergar presuntos delincuentes en escenarios deportivos

En la última semana ha generado polémica en diferentes sectores de opinión cartageneros la posibilidad de utilizar los escenarios deportivos como centros de reclusión transitorios, a raíz del hacinamiento que presenta la cárcel de ternera y, sobre todo, las estaciones de Policía que tiene la ciudad.

A raíz de esta posibilidad el concejal del Partido Conservador, Fernando Niño, le genera preocupación cambiar la vocación principal de los escenarios deportivos, que es la actividad física, la recreación y el deporte los cuales son importantes para alejar la violencia en los jóvenes; para convertirlos en lugares que albergarán presuntos delincuentes de manera temporal.

La directora del IDER, Viviana Londoño, respondió mediante oficio DGIDER-01018B-2020 algunas inquietudes que tiene el cabildante Fernando Niño sobre el tema del traslado de reclusos al Coliseo de Combate, posible escenario deportivo escogido para que haga las labores de centro penitenciario de manera temporal.

“Nos informa la directora que el inmueble debe cumplir con el POT vigente. Encontramos que el artículo 252 ordena: ‘en el periodo de la vigencia del presente plan, la cárcel deberá ser trasladada del área urbana al área rural, debido a su incompatibilidad con la actividad residencial’. De lo dispuesto en el Plan de Ordenamiento Territorial entendemos que la instalación de centros de reclusión en el área urbana y con actividad residencial es un hecho incompatible, por lo tanto NO se podría ubicar en esta zona un Centro de Reclusión donde al lado se encuentran algunas instituciones educativas y el barrio residencial Chiquinquirá”, puntualizó el cabildante del Partido Conservador, Fernando Niño.

Por tal motivo, el concejal solicitó concepto jurídico a la Secretaria de Planeación Distrital y a la oficina jurídica de la Alcaldía para solicitar concepto donde se determine si el inmueble donde está ubicado el coliseo de combate se ajusta al POT vigente para la instalación y adecuación de un centro de reclusión temporal, teniendo en cuenta lo dispuesto en el artículo 252 donde se deja claro la incompatibilidad de trasladar la cárcel de Ternera al área urbana por la necesidad latente de que sea trasladada a una zona rural.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba