Cartagena

Conozca qué gobierno presentó la propuesta del peaje en la entrada de Bocagrande

Mientras los cartageneros se resguardan en casa debido al aislamiento total estipulado para hoy 1 de mayo de 2020, como medida de prevención al COVID-19, la ciudadanía conoció un error en el Plan de Desarrollo 2020-2023 ‘Salvemos Juntos a Cartagena’; el cual estipula el macroproyecto “Boulevard Turístico de Bocagrande – Avenida Bicentenario”, que incluye un peaje en la entrada de este barrio para financiar la obra.

Durante la sesión virtual del Concejo Distrital, el secretario de planeación de Cartagena, Guillermo Ávila Barragán, presentó formalmente el Plan de Desarrollo a todos los cabildantes presentes. El concejal Óscar Marín se dirigió al funcionario para preguntar por el apartado de los macroproyectos. Justo en ese momento, el miembro del gabinete de William Dau aseveró que “se vino un párrafo de un proyecto estratégico anterior que ya vamos a corregir. Ese listado de proyectos se alimenta del anterior Plan de Desarrollo y no se actualizó. Vamos hacer la corrección, no va haber ningún peaje y vamos a mejorar la redacción de ese proyecto estratégico”.

Además, a través de un comunicado de prensa se informó a la ciudadanía que “el macroproyecto estratégico de ciudad, “Boulevard Turístico de Bocagrande – Avenida Bicentenario”, pretendía extenderse desde la entrada del barrio Crespo, a la altura del puente Romero Aguirre hasta el espolón Iribarren en el barrio El Laguito. Este es uno de los proyectos asociados al macroproyecto Protección Costera y es una de las iniciativas de la Ley 1784 de junio del 2016”.

Este portal realizó la respectiva investigación para ver qué administración en Cartagena habló sobre la posibilidad de construir esta obra dentro de su Plan de Desarrollo. Esto fue lo que encontramos:

Avenida Bicentenario: la jugada maestra del gobierno de Dionisio Vélez

En el año 2015, cuando el alcalde de la heroica era Dionisio Vélez, se estructuró el proyecto de la Avenida Bicentenario que necesitaba un total de 1.2 billones de pesos para poder llevarse a cabo. La fórmula para poder financiar, operar y mantener la obra era con una Alianza Pública Privada (APP), donde se buscaba recuperar lo invertido por medio de la explotación de centros comerciales, parqueaderos privados y un peaje en la entrada de Bocagrande.

De inmediato la ciudadanía en general levantó su voz de protesta, a lo que consideraban un abuso por parte de las autoridades. Debido a esto, la administración tuvo que salir a explicar lo que estaba ocurriendo, ya que se vino toda una avalancha de críticas negativas en la gestión del alcalde Vélez.

En entrevista con el diario El Universal, el secretario de infraestructura encargado en aquel entonces, Mario Ramos, aseguró que “la empresa privada interesada en la adjudicación de este proyecto presentó una propuesta en la que una de las fuentes de ingresos para la construcción y mantenimiento del paseo turístico es un peaje, pero hay que aclarar que no ha sido aprobado, es un proyecto que está en su fase preliminar”.

Vale la pena recalcar que el secretario del interior, David Múnera, quien fue concejal del Polo Democrático en el 2015, denunció que dentro de la obra se presentaron cuestionamientos éticos, ya que uno de los que aspiraba a desarrollar el megaproyecto era suegro del secretario Mario Ramos.

¿Intentaron “meterle un gol” a Dau?

Política Heroica dialogó con algunos reconocidos dirigentes de Cartagena, quienes apuntaron que el gobierno de William Dau es bien intencionado. Sin embargo, afirmaron que el burgomaestre debe estar mejor asesorado y respaldado, ya que son varios los puntos que se le han escapado a la administración donde, posteriormente, les ha tocado retractarse.

El abogado Eduardo Matson afirmó que “el peaje a la entrada de Bocagrande no fue una equivocación, ni un corta y pega, era un mico que querían meter para financiar una obra inconclusa de gobiernos anteriores”. Esta opinión sólo deja entrever que Dau debe cuidar bien su espalda y mirar atento en todos los frentes. Es probable que los “malandrines” estén más cerca de lo que parece y aún no se haya dado cuenta.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba