Personaje de la semana

Diego Villate, Personaje de la Semana

La crisis por el coronavirus está afectando a gran parte de la población mundial, y Cartagena no es la excepción. Sin embargo, hemos podido ver los corazones más nobles y humildes en los últimos días, aquellos que quieren dar un pequeño aporte para que muchas personas disfruten una cuarentena sin hambre. Diego Fernando Villate se ha caracterizado por ser alguien con ganas de ayudar, pero recientemente está liderando un proyecto que viene dando sonrisas y lágrimas de felicidad.

Este profesional de Administración de Empresas, en la Universidad Jorge Tadeo Lozano, viene realizando donaciones a aquellos héroes sin capa que trabajan día a día por mantener la estabilidad en la sociedad. Porteros de edificios, uniformados de la Policía Nacional, domiciliarios, entre otros que sacrifican su vida en este momento coyuntural para que los demás nos quedemos en casa.

“Al ver tanta necesidad, quise aportar un granito de arena ayudando en estos momentos de crisis mundial a todas esas personas que están pasando hambre y aquellos héroes sin capa” señala Diego, que a través de su empresa Choridog Cartagena ha donado más de 900 perros calientes por diferentes barrios de la heroica.

Con una camioneta blanca, su carro de perros y la ayuda de familiares y amigos, Diego está recorriendo la ciudad para regalar sonrisas a los trabajadores con sus perros calientes. Su idea ha trascendido por todos los rincones de Cartagena, lo que le ha permitido contar con el apoyo de decenas de desconocidos que hacen donaciones para que siga con su buena obra.

Pero, ¿Qué lo motivó para levantarse de su cama para ayudar? “Al iniciar el aislamiento me enteré que los vigilantes de donde vivo decidieron adecuar la bodega para pasar la noche. Dejaron a sus familias por miedo a contagiarse al momento de llegar a sus casas, esto solo lo hacen héroes” puntualiza Diego.

“Al hacer esta actividad me di cuenta que, en los barrios más pobres, hay cientos de familias que viven del día a día, entonces pensé en llevarles un mercado a aquellos que en verdad lo necesitan” señala este hombre que, con la ayuda de otros amigos, ha logrado regalar 100 mercados para los más necesitados. su idea principal es buscar que otros generen conciencia con esta grave problemática, para poder seguir llegando a más sectores de la ciudad.

“Hasta donde tenga el alcance yo seguiré dando lo más que pueda. Podemos hacer que muchas personas vivan una cuarentena sin hambre” Finaliza Diego. Por más cartageneros como él.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba