Sin categoría

Entre versos y canciones el 26 de Mayo día nacional del Diomedismo


 
«El 26 del Mes de Mayo
nació un niñito en el año 57
y allá en la junta fue bautizado
y hoy se conoce con el nombre de Diomedes..»
Nacido en La Junta, un corregimiento de San Juan del Cesar, La Guajira; criado con las arepas asadas al carbón por ‘Mamá Vila’ -Como se le llama cariñosamente a su madre-, impulsado por la responsabilidad de ayudar a sus nueve hermanos menores, estimulado por notas de acordeón de su tío Martín Maestre, el cantor campesino se convirtió en el más grande artista de la música vallenata.
Sus récords son tan inalcanzables como su legado. Algunos, afirman que Diomedes Díaz fue más compositor que cantante. Otros, consideran lo contrario. Pero, en lo que coinciden la inmensa mayoría de contertulios de la música del Valle de Upar es que Díaz Maestre; marcó un antes y un después en el genero musical que representaba.
‘El Papá de los Pollitos’ como se autodeclaraba, recibió el remoquete de ‘El Cacique de la Junta’ por otro gran exponente de la música vallenata, el desaparecido Rafael Orozco. ‘Diome’ como le llamaba su mamá -quien aún hoy lo llora como muchos de sus fieles seguidores- estaba destinado a ser el más grande del folclor. Conocida es la historia donde un músico ambulante le expresó a mamá ‘vila’ que ese niñito sería el cantante más grande de Colombia. Como si la palabra tuviera poder, el destino deparó la ratificación de ese presagio.
Ganador del Grammy Latino en 2010, obstenta el título de ser el artista colombiano que más ventas en producciones discográficas ha tenido. Diomedes le representaba a la SonyMusic la materialización del signo pesos en ventas millonarias. Más de 20 millones de discos vendidos, una cifra que ningún cantante Colombiano ha logrado alcanzar. ‘Título de Amor’ su álbum más vendido, alcanzó las 600 mil copias vendidas. No hay una persona en el país que no haya por lo menos tarareado una canción del cacique. Muchos de sus seguidores conquistaron sus grandes amores con versos de su autoría. ‘Mis mejores Días’ le valió a quien les escribe momentos constantes de reconciliación de un gran amor pasado.
En alguna ocasión, Ernesto MacCausland le preguntó: ¿Qué piensa de la muerte? y Diomedes respondió: «No quiero morirme, le saco el cuerpo cada ratico, porque si yo supiera que uno sirviera más muerto que vivo, yo me muriera hoy, pero yo no sé Ernesto, no sé».
Esa frase quedó plasmada en los anales del vallenato. Casi que inmortalizada para referirnos a algo de lo cual no tenemos claridad: «No sé Ernesto, no sé» se escucha decir todavía en forma jocosa cuando algo no nos convence.
Entre versos y canciones, Diomedes constituyó la más grande fanaticada que cualquier artista pueda tener. Casí sin importar sus errores y críticas de algunos sectores, ‘El Cacique’ fue grande y lo seguirá siendo. «Como Diomedes no hay otro, eso nunca nacería y si nace no se cría y si se cría se vuelve loco».
Fue un hombre generoso. En alguna ocasión alguien dijo: «Diomedes es un rico pobre. Todo lo que tiene lo regala. A él no le dura la plata». Muchos de sus amigos cercanos así lo ratifican, a Diomedes la plata no le dolía. Prefería hacer feliz a los demás y ayudar a los que lo rodeaban.
Hoy, Diomedes cumpliría 59 años. Aquél 22 de Diciembre de 2013 murió el ídolo y nació la leyenda. Por ello, el 26 de mayo día de su natalicio es el día nacional del ‘Diomedismo’.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba