Columnista

Los aciertos y desaciertos de Dau (parte 2)

Por: Daniela Pinzón

Politóloga Universidad Tecnológica, conferencista

Hablemos del ejercicio de las funciones administrativas correspondientes al sistema político vigente o, en pocas palabras, de la forma políticamente correcta en la que debería trabajar el Alcalde. Ante la opinión pública, Dau es un ferviente veedor de la corrupción en Cartagena. Eso lo ha querido dejar más que claro en los últimos 10 años. Tanto así, que su elección fue el fruto de su esfuerzo en comunicar a la luz pública algunas irregularidares administrativas de los anteriores dirigentes locales. Con sin pruebas, Dau publicó información que presumía numerosos delitos políticos en la ciudad, el departamento e, incluso, en el ámbito nacional.

El inconveniente que se presenta con su aparente deseo de eliminar la corrupción es que ha querido seguir ejerciendo su misión de veedor, portando el título de Alcalde Mayor de Cartagena. De manera superficial, este parecería ser un acierto, pero todo lo contrario: Dau tiende a gastar tiempo y energía reaccionando impulsiva e irrespetuosamente ante cualquier ataque o crítica proveniente de la oposición. Todos son “malandrines”, excepto los que están de su lado.

Eso puede ser peligroso. En diversas ocasiones ha dado la impresión de que él trabaja solo; que, de manera autoritaria, él tiene la última palabra. El Concejo de Cartagena nunca antes había estado tan relegado como hoy en día (aún  teniendo en cuenta que sus miembros han venido desarrollando un sobresaliente trabajo de control político). Es un gran desacierto que el afán de “transparencia” de Dau, le blinde la posibilidad de actuar democráticamente frente a la toma de decisiones y la construcción conjunta de planes. Aunque Dau no simpatice con los miembros del concejo, es su deber escuchar, atender y propiciar el diálogo institucional. El asco a la politiquería no puede exceder los límites del deber ser.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba