Columnista

Los servicios públicos en la zona de conurbación

Por: Óscar Borja

Abogado, especialista en Derecho Constitucional 

De la extensa lista de ciudades que crecen de manera acelerada, hasta llegar al punto en que las áreas más apartadas se adhieren a municipios vecinos, los cuales en corto tiempo se convierten administrativamente en áreas metropolitanas; Cartagena, no es la excepción.

El desarrollo urbanístico e industrial ha convertido el área limítrofe entre Cartagena y Turbaco en una zona de conurbación que ofrece de manera atractiva los terrenos ubicados en este sector para desarrollos inmobiliarios,industriales y comerciales que aportan al “des embotellamiento” y evitan el crecimiento desorganizado en la ciudad.

El desarrollo de las zonas de conurbación se convierte en una excelente alternativa para generar progreso, bienestar y empleo, siendo el municipio con menor número de habitantes, el más beneficiado.

En la práctica, lamentablemente los pequeños municipios, ubicados en zonas aledañas a las ciudades en crecimiento, no cuentan con la infraestructura adecuada para suplir las necesidades básicas de su territorio; como es el caso del servicio de acueducto, alcantarillado, cobertura en salud, entre otros.

La integración que se está logrando entre Turbaco y Cartagena generará importantes avances para el departamento. El atraso en que ha estado sumido por tantos años el municipio vecino, está a punto de ser cuestión del pasado, debido a que la ocupación industrial y los desarrollos urbanísticos que permiten realizar la zona de conurbación, prometen ser una fuente de riqueza y de progreso.

A pesar que Turbaco no cuenta con una infraestructura en servicios públicos que facilite la cobertura de acueducto y alcantarillado en todo el territorio; el suministro de estos servicios, puede ser suplido por aguas de Cartagena, que,con la nueva planta de tratamiento de agua potable del cerro, aumenta su capacidad de abastecimiento.  Las autoridades administrativas del municipio de Turbaco y del Distrito de Cartagena, deben facilitar el desarrollo de las zonas limítrofes en beneficio de la región.  

La integración entre Turbaco y Cartagena, consolida la prosperidad que se requiere para combatir el desempleo, la pobreza y el hambre. Atraer la inversión, es una inteligente estrategia que contribuirá a mejorar la economía y la calidad de vida los habitantes. Tan sólo es cuestión de voluntad política, de disminuir la tramitología, la burocracia y los intereses individuales que puedan existir. Prolongar en el tiempo el desarrollo de la zona solo será un factor generador de atraso, contrario a los fines esenciales del Estado.                

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba