BolívarCartagena

Presunta ineptitud del alcalde de Turbaco genera crisis administrativa en el municipio

La crisis que está viviendo el mundo no tiene precedentes. Han existido pandemias a lo largo de la historia, pero el país nunca enfrentó una de ellas. En emergencias como esta, es de vital importancia que la cabeza administrativa de un gobierno esté lo suficientemente capacitada para solventar las problemáticas que giraran en torno a ella. El alcalde de Turbaco, Guillermo Torres, no ha logrado demostrar que está a la altura para manejar un gobierno y se han generado malestares al interior de su administración que, poco a poco, van desmoronando la estabilidad del municipio.

La presunta inoperancia del alcalde de Turbaco generó un estallido a grandes proporciones dentro de su gabinete. Esta tarde renunciaron Pedro Romero, secretario de gobierno; y Mónica Jurado, secretaria de salud. ¿Cómo es posible que, en plena crisis por el COVID-19, personal vital para lograr mitigar las consecuencias del coronavirus dé un paso al costado? la respuesta está en la inestabilidad que genera en algunos el actual líder del municipio, que no transmite la confianza necesaria para comandar el ataque a esta enfermedad.

Adicional a esto, la secretaria de transito, Isaura Imitola, también estaría pensando en dimitir de su cargo actual en la administración de Guillermo Torres. Se conoció que algunos funcionarios tendrían diferencias en su forma de trabajo con el mandatario, lo que causó que unos pusieran una pausa a su trayectoria como funcionarios.

Alcalde de Turbaco parece que se olvidó de los abuelos en la zona conurbada

Debido a la crisis por el COVID-19, son muchas las personas que viven del día a día que ya no tienen con qué sostenerse. Es ahí donde sale el apoyo de la administración, para poder ayudar con un granito de arena al pueblo.

Sin embargo, en las viviendas ubicadas en la zona de conurbación de Turbaco, algunas ancianos piden a gritos el apoyo del alcalde, ya que están pasando problemas económicos que les ha impedido poder abastecerse bien en sus hogares. Según el presidente de la Junta de Acción Comunal de la Urbanización Horizonte, Álvaro Payares, parece que el alcalde Guillermo Torres se olvidó ellos, comportándose indiferente ante la delicada situación.

Son más de 200 adultos mayores que requieren el apoyo inmediato del gobierno de turno para poder sobrevivir este duro golpe en la economía local.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba