Cartagena

Se limitarán las transfusiones de sangre por disminución de donantes

Diariamente se requiere atender en el país 5.000 donantes. Esta cifra se había visto afectada en noviembre, debido a las movilizaciones sociales, época en la que presentó una reducción superior a 50%. Eso se tradujo en una disminución en el abastecimiento de sangre en todo el país, pasando de 93,4 en octubre a 91,4% en noviembre y 89,6% en diciembre. Sin embargo, los 83 bancos de sangre existentes en el país, había sumado todos los esfuerzos para lograr suplir la demanda de los más de 500 Hospitales que requieren realizar transfusiones.

Los servicios hospitalarios que realizan el mayor número de transfusiones son las Unidades de Cuidado Intensivo que consumen más del 25% de la sangre colectada, seguido por urgencias y medicina interna. Diariamente más de 1.000 pacientes requieren ser transfundidos, y cada uno de ellos recibe en promedio sangre que viene desde 2 y hasta 9 donantes como ocurre en los pacientes que requieren Trasplantes, cirugía cardiaca y hematología.

Teniendo en cuenta la situación actual, y los llamados al aislamiento social reta a toda la Red de Bancos de Sangre, dado que modifica los mecanismos que hasta hoy se habían realizado respecto a donación de sangre. Por eso a partir de este momento estamos entrando en un nivel de alerta, porque solo entre lunes y martes que han entrado en rigor las medidas sugeridas a la población, ya se ha evidenciado una reducción en la afluencia de donantes de sangre, pasando de 5.000 por día a 4.000 lo que quiere decir que se podrían estar impactando en la oportunidad de ser transfundidos a cerca de 300 pacientes en todo el país.

Actualmente el INS ha generado líneas orientadas a toda la Red de Sangre orientadas en 3 acciones específicas:

1. Hacer uso restrictivo de las transfusiones, con el fin de minimizar el gasto hasta tanto se retorne a la normalidad. Esto significa reprogramar las cirugías electivas y evaluar la posibilidad de usar medicamentos alternativos a la transfusión siempre que no medie la vida del paciente.
2. Modificar los criterios de selección de donantes, con el fin de permitir un criterio un poco más flexible y que podamos contar con un volumen de donantes que responda a las mínimas necesidades de sangre en el país.
3. Hacer campañas de recolección de sangre minimizando aglomeraciones de personas, por lo que se promueve el desplazamiento de los bancos a unidades residenciales o sitios en los que se pueda citar a los donantes con horarios establecidos, minimizando el volumen de personas un mismo sitio

4.
Promover apoyo en medios de comunicación y redes sociales buscando que los donantes estén informados de los sitios en los que se ubicaran las campañas de donación, así como las citaciones que los bancos realizarán.  

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba