Cartagena

‘Sin pelos en la lengua’ así habló Lidy Ramírez en entrevista en vivo con Política Heroica

En entrevista exclusiva con este portal, la dirigente Lidy Ramírez habló sobre toda la situación actual de Cartagena y la administración distrital, donde estuvo como asesora de despacho de la Alcaldía y fue reconocida por diversos sectores como la ‘zarina anticorrupción’.

La reconocida mujer contó la historia de cómo nació su vocación política en la ciudad, en donde siempre buscó hacer entender la importancia del voto en los ciudadanos que la escuchan y ven como una referente en Cartagena. “Yo venía de estar trabajando con comunidades vulnerables muy cerca del Centro Histórico. En ese momento, se metió una época electoral y esos políticos tradicionales lo dañaron todo: comenzaron a hacer ofrecimientos que nunca cumplieron y desarmaron todo el proceso construido. Ahí me di cuenta de qué tan importante es todo esto”, contó Lidy en la entrevista.

La ex asesora de despacho también habló de su aprendizaje y búsqueda dentro del proceso como candidata al Concejo Distrital, la cual fue marcada como una campaña alternativa para demostrar la posibilidad de elegir estructuras políticas no tradicionales. “Yo cuando me lancé al Concejo lo hice muy tarde. Lo que me inspiró fue ver un escenario donde siempre están los mismos actores tradicionales. Mi campaña no fue tan estructurada, más que todo fue un proceso muy pedagógico donde le decíamos a las personas ‘esta es la historia de Cartagena y tenemos el poder con el voto para cambiarla’”, puntualizó la dirigente.

¿Cómo es su relación con el alcalde Dau? 

Durante la entrevista, la dirigente Lidy Ramírez explicó cómo es su relación con el alcalde de Cartagena, William Dau, donde aprovechó para desmentir aquel rumor que la señala como una de las personas que habla al oído del mandatario, teniendo incidencia en los actos administrativos. “Mi relación con el alcalde es buena. Nos conocimos durante su campaña y le apostamos a un proceso de unidad con los candidatos alternativos que no tuvieran vínculos con familias tradicionales. Tenemos una buena amistad y mucha confianza, pero es completamente falso que yo hable al oído del alcalde y no creo que exista una persona que lo haga”, afirmó Lidy sobre este cuestionamiento.

También recalcó la honestidad y las buenas intenciones del burgomaestre, el cual siempre mantiene como pilar principal la lucha contra la corrupción. Para Lidy, el mandatario sí ha cometido algunos errores, pero todos son de buena fe y no en búsqueda de un interés en particular. 

“Estos momentos no son fáciles. si hablamos de errores, creo que cualquier mandatario puede cometerlos debido a este proceso coyuntural. Más que del alcalde, también se debe señalar esas falencias que ha tenido su equipo de gobierno. Han habido errores pequeños y grandes, pero todos han sido de buena fe dentro de la administración”, recalcó la dirigente.

Al preguntarle por el mayor acierto del burgomaestre, Lidy Ramírez no dudó en decir que es no robarse  un peso y seguir siendo transparente, además de transmitir esa ideología a su equipo de gobierno. “Yo me pregunto qué estuviese pasando si el alcalde fuera otro. Creo que estaríamos sin mandatario, como han destituido a muchos por el tema de corrupción. El mayor acierto es seguir estando transparente y no permitir que ningún funcionario tenga prácticas contrarias dentro de la administración”, puntualizó la dirigente.

Pero la ex candidata al concejo también señala que, como todos, William Dau tiene errores de los cuales debe estar presente y ver con lupa. “El mayor error del alcalde puede ser en parte la selección de un equipo de gobierno no alineado a un proyecto de ciudad. Se escogió a un personal por su experiencia y hojas de vida, pero que tenían visiones diferentes. Siento que hay gente no tan leal y que no le agrada mucho el proyecto ‘Salvemos a Cartagena.” 

Lidy Ramírez y el poder que le atribuyen dentro de la administración

Sectores de opinión afirman que Lidy tiene poder en las entidades de la Administración Distrital, por lo que la dirigente aprovechó para negar cualquier tipo de incidencia que tenga en el sector público de Cartagena, en especial dentro del Departamento Administrativo Distrital de Salud (Dadis). “Yo no voy a negar que tengo una relación muy cercana con la actual directora (e), Johanna Bueno, pero eso de hablar al oído es hasta irrespetar a esa persona que está en el cargo y que es autónoma para tomar sus propias decisiones”, señaló la mujer, que también aseguró no tener ninguna influencia en la Alcaldía, más allá de conocer a gran parte de las personas que trabajan en esta administración. Lidy señala que, en general, mantiene una buena relación con todo el equipo de gobierno.

Además, aseguró que la ex alcaldesa de Cartagena, Judith Pinedo, no tiene nada que ver en esta Alcaldía, y que si por coincidencia hay personas que trabajaron en aquel entonces y ahora lo vuelven hacer, no es debido a un poder interno que tenga la ‘Mariamulata’, si no porque son personas responsables que pueden aportar un granito de arena a la ciudad.

Su etapa como ‘zarina anticorrupción’

Durante su corta etapa como asesora de despacho, apodada por muchos corredizos y sectores como la ‘zarina anticorrupción’, la dirigente señaló que fue un momento de su vida que le encantó y confesó que fue doloroso haber salido del cargo. “Me dolió mucho haber salido como asesora del despacho, lo confieso. Era algo que me encantaba, pero también creo mucho en los tiempos de Dios. Creo que las cosas pasan por algo. Yo salgo por no tener una claridad jurídica, pero hoy el concepto de función pública me concede la razón.”

Con relación al concejal Carlos Barrios, que solicitó en su momento una moción de censura, la dirigente puntualizó que “es un procedimiento totalmente irregular para los asesores de despacho. Creo que fue una ligereza que posteriormente corrigió y me pareció que estuvo bien hacerlo. Yo no tengo ningún resentimiento con el concejal.”

La actualidad dentro de la ESE Cartagena

Actualmente, Lidy Ramírez tiene un vínculo contractual con la ESE Cartagena de Indias, por medio de una OPS para trabajar como asesora de salud mental para el cumplimiento de los lineamientos y protocolos del Ministerio de Salud y Protección Social, donde atiende particularmente a todo el personal de la salud. Algunos dirigentes aseguran que ella es quien maneja los hilos de esta entidad y, durante el espacio compartido en nuestro portal, señaló que eso es otro ataque contra ella.

“Yo nunca he estado dentro de la mesa administrativa de la ESE. Estuve dos meses en reuniones de junta directiva pero todas fueron debido al empalme entre una administración y otra. Yo no tengo ninguna incidencia en los proceso de contratación de la ESE Cartagena, no respondo por lo que hace el gerente quien es autónomo para tomar sus propias decisiones”, enfatizó la dirigente, que mostró su preocupación por la entidad la cual necesita, financieramente hablando, una ayuda urgente.

Lidy concuerda en la importancia de resolver el estado precario que visiblemente tiene el Puesto de Mando Unificado en el barrio El Pozón para atender la pandemia del COVID-19, el cual fue denunciado por diversos medios de comunicación. “Me parece terrible el estado actual del PMU en el barrio El Pozón. La dignidad de los líderes y trabajadores que se encuentran en ese lugar se ve vulnerada porque no hay ninguna condición de seguridad, que debe tener por obligación este puesto”.

Lidy Ramírez y su influencia en las supuestas bodegas informáticas

La dirigente ha sido señalada una y otra vez por ser la responsable de coordinar unas supuestas ‘bodegas informáticas’, las cuales tendrían como función atacar, criticar y desprestigiar cualquier detractor de la administración y, sobre todo, del alcalde Dau. La mujer fue enfática en decir que no conoce nada de esta estructura y duda mucho de su existencia.

“No conozco esas bodegas informáticas. Yo creo que manejar una infraestructura para manejar a muchas personas mandando mensajes y comentando requiere de una cantidad de recursos y esfuerzos. No creo que en esta ciudad exista algo como tal. Hay mucha gente que apoya al alcalde, pero son personas reales”, contestó la mujer, que conoce los rumores pero aclaró no tener ningún manejo en esto.

Además, la dirigente señaló que todos esos ataques, chismes y afirmaciones contra ella, se deben a personas que están en el interior de la misma Administración Distrital que se sentían incómodas por  su presencia en el Palacio de la Aduana.“Esas historias de que yo coordino unas bodegas informáticas surgieron de personas al interior de la administración distrital que no les agradaba mi presencia. Son esos mismos que dijeron que yo le habló al oído al alcalde”, señaló Lidy, que también asegura que ellos mismos son las encargados de filtrar información a diferentes medios o políticos tradicionales.

El futuro y un mensaje a los nuevos líderes 

Lidy quiere seguir jugando un papel importante para construir una mejor ciudad, por eso envía un mensaje a todas esas personas que tienen una gran capacidad de liderazgo para trabajar juntos y remar el mismo barco. “Yo quiero jugar un papel importante en la vida de Cartagena. creo que es el momento de que nuevos liderazgos se atrevan para salir a la vida pública. Yo sé que el panorama no es tan alentador, pero si quiero que muchos se atrevan para construir en conjunto una mejor ciudad”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba