Cartagena

Situación crítica en la Cárcel de Ternera: no se están tomando medidas contra el coronavirus

La mitad del mundo está en cuarentena para evitar la propagación del COVID-19 y Cartagena no es la excepción. Días atrás la ciudad heroica entró en toque de queda desde las 6:00 p.m., hasta las 4:00 a.m. del día siguiente. Desde entonces cada día son más los cartageneros que toman las prevenciones necesarias contra el coronavirus, en aras de proteger a todos los que están a su alrededor.

Sin embargo, la Cárcel San Sebastián de Ternera estaría violando todas las condiciones de salubridad para poder detener la progresión de la pandemia. Varios abogados de los reclusos que se encuentran en el centro penitenciario se contactaron con el portal Política Heroica, quienes mostraron su preocupación por la vida de sus defendidos.

Según señalan algunos juristas, los guardianes del INPEC entran y salen del lugar sin ningún control, en medio de la pandemia y la cuarentena, lo que significa que están expuestos a contraer la enfermedad. Por su condición laboral, deben tener interacción constante con los presos para ejercer autoridad y evitar conductas antisociales. Sin embargo, los funcionarios no usan ningún tipo de mascarilla, guantes y gel antibacterial, violando por completo las medidas de prevención que deben tener.

Las revisiones médicas no se están teniendo dentro de la cárcel, aumentando el temor de que la enfermedad haya llegado y aún no se tenga conocimiento. La zozobra y el pánico crece entre los detenidos, puesto que la directiva solo entregó un kit con elementos de prevención a los representantes de Derechos Humanos de los Internos en cada patio.

Por fortuna se suspendieron las visitas, lo que de un respiro en medio de este ambiente tenebroso. Sin embargo, los confinados alegan que está era la única forma para poder adquirir tapabocas o elementos de limpieza.

¿Qué dice el director de la cárcel?

Este portal se intentó comunicar por vía telefónica con Uriel Jaramillo Barrera, director de la Cárcel de Ternera, pero no tuvo respuesta alguna. Según los abogados que se contactaron con este medio de comunicación, Jaramillo Barrera debe tomar medidas inmediatas para evitar muertes masivos por el contagio de la enfermedad.

Presuntamente, la posición del dirigente es que, al momento que se presente la infección, nadie entra ni sale. Las manecillas del reloj se siguen moviendo, cada segundo cuenta para poder evitar una calamidad pública en este centro penitenciario.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba