Sube y Baja

Sube Jari Jones, bajan los policías borrachos

Hoy en nuestro ‘Sube y Baja’ de la semana, tenemos a la reconocida modelo Jari Jones, nueva imagen de Calvin Klein; y los policías borrachos que protagonizaron un bochornoso incidente en el barrio Villa Rosita.

Jari Jones es una persona digna de admirar. Con 29 años, nos ha demostrado que su carrera como actriz y modelo está para grandes cosas. Romper con los estereotipos marcados por la sociedad no es fácil, pero su sonrisa espontánea nos muestra que de nada sirve discriminar, criticar y atacar; lo más importante es amar.

Es la primera vez que una modelo trans afrodescendiente esta involucrada en un proyecto de Calvin Klein, por lo que Jari Jones hace historia en la industria de la moda y el entretenimiento mundial. La actriz, en parte de los videos de la campaña de la reconocida marca señaló que “Soy madre de un montón de jóvenes queer. Algunos de estos niños han venido a la ciudad de Nueva York sin un centavo en el bolsillo y solo un gran sueño. Pero, ya sabes, tienen cosas en contra de ellos: son de color, son raros, son trans, y yo solo estoy allí para ser su apoyo”.

Aprendamos a amar a todas las personas, dejemos a un lado la discriminación por el color de piel, género, religión, nacionalidad. Vivamos el ahora y comprendamos que este mundo es de todos.

Por otro lado tenemos a los uniformados borrachos de la Polícia Metropolitana de Cartagena, los cuales realizaron un acto repudiable y mancharon el nombre de la institución.

Debemos reconocer las actividades que hacen los agentes en su día a día protegiendo y salvaguardan a toda una ciudadanía, pero lo que se evidencia en el video donde dos policías no pueden pararse de la borrachera que tienen no debe volverse a repetir.

Esta madrugada en el barrio Villa Rosita dos uniformados conducían un CAI móvil en aparente estado de embriaguez. Los sujetos, además de conducir y portar elementos de la institución, presuntamente chocaron a una persona que se movilizaba en una moto. Por si fuera poco, causaron daños en el vehículo porque manejaron con una llanta espichada a la cual solo le quedó el rin.

Pero lo peor de todo es que dañan el nombre de la Policía Nacional, la cual rechazó contundentemente esta acción por parte de estos dos sujetos y anunciaron que abrieron una investigación. Esto no puede ser el ejemplo y toda la ciudadanía en general ha mostrado su decepción. Lamentable.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba