Cartagena

Transcaribe sigue apostando por una mejor movilidad en la ciudad

Con respecto al informe elaborado por Cedetrabajo ‘Los ganadores y perdedores con Transcaribe: un análisis integral del sistema’, y presentado ante varios medios de comunicación, Transcaribe se permite informar que:

1. El informe presentado por Cedetrabajo carece de rigurosidad y plantea interrogantes que no se sustentan en todo el documento, por lo tanto, se rechaza la conclusión a la que llega el informe ‘los operadores privados son los grandes beneficiarios de Transcaribe y el Distrito es el gran perdedor’.

2. El Sistema Integrado de Transporte Masivo de Cartagena –Transcaribe- apunta a la mejora de la movilidad de la ciudad y de indicadores que se asocian a la prestación del servicio de transporte público, entre ellos: generación de movilidad segura, mejores indicadores de emisión de gases contaminantes, disminución y eliminación de la “guerra del centavo”, mejores tiempos de viaje y accesibilidad a diversas poblaciones, entre otros.

Por lo tanto, como objetivo del sistema, sí se garantiza y reconoce el derecho social de movilidad y sí es una herramienta para su consecución y materialización.

3. En el primer ítem del informe, se mencionan indicadores relacionados directamente al estado de la malla vial de la ciudad y el comportamiento en el crecimiento de los diferentes modos de transporte en la ciudad, resaltando entre ellos el aumento del parque automotor de motocicletas y vehículos particulares; indicadores que no deben ser atendidos por Transcaribe o la solución de esos aspectos no obedece a acciones que adelante esta entidad.

4. El Distrito de Cartagena, desde la Secretaría de Infraestructura, es la principal responsable del estado de la malla vial de la ciudad, así como del aumento y mantenimiento de la misma, sin que interfiera esto con el SITM.
Esta entidad durante su etapa de construcción del sistema, y una vez implementado, ha realizado intervenciones a la malla vial por expresa autorización y requerimiento del Gobierno Nacional, con recursos principalmente dispuestos por este, para hacer frente al mal estado de la malla vial de la ciudad y para optimizar la operación de Transcaribe. Ello no significa que Transcaribe debía contemplar la posibilidad de crear nuevas vías o realizar mantenimiento de las mismas.

5. Los indicadores relacionados con el descenso del número de pasajeros que usaban el transporte público formal durante los años 2009 a 2014, previo al inicio de la operación regular de este sistema, son consecuencia directa de la falta de autoridad para el control de transporte informal (mototaxis, camperos colectivos, taxis colectivos) y la precaria prestación del transporte público.

6. Con lo anterior se evidencia que los primeros indicadores hacen referencia a problemas de gobernabilidad y débil estructura institucional de la ciudad en los últimos años, deficiencias adoptadas por Transcaribe desde el primer día de operación regular y para la cual ha requerido acompañamiento especial del DATT, Secretaría de Infraestructura y otras entidades.

7. En el ítem 3 del informe, se cita “la entrega a la firma Cartagena Social y Complementaria S.A. de la porción número 2 de la operación del SITM”, lo cual incita a la desinformación y no es concluyente al mencionar las razones por las cuales se seleccionó un contratista que operara los vehículos del sistema en su rol de operador.

8. Transcaribe S.A. realizó procesos de licitación y selección abreviada para la adjudicación de la operación del sistema. A las convocatorias se presentaron dos proponentes y se adjudicaron la porción N°1 y N°3, mientras que la porción N°2 fue declarada desierta en tres ocasiones. Por ello y la imposibilidad de adjudicar el contrato de concesión N°2, Transcaribe S.A. con previa autorización del Distrito de Cartagena, el Concejo Distrital y la junta directiva, asumió la operación directa de dicha porción.

9. Una vez Transcaribe asumió la prestación directa del servicio, con base en competencias constitucionales, legales y reglamentarias, estructuró proceso de contratación con el fin de elegir una empresa que prestara el servicio, debido al reto que conllevaba en cuanto a la reducida planta de personal con la que se cuenta, el grado de tecnicidad y experticia que se requería. Esto llevó a la convocatoria pública N°003, donde solo se presentó un oferente, lo cual no es contrario a las normas sobre contratación pública vigentes. Entonces, la selección del contratista operador no obedeció a una decisión deliberada de la entidad, sino a un estudio minucioso y en respuesta a la ausencia de interesados en operar la concesión N°2.

10. En el ítem 4, donde concluyen que los operadores privados son los grandes beneficiarios y el Distrito es el gran perdedor, esta entidad considera que se carece de rigurosidad científica y análisis de fondo de los datos citados. Esto porque a pesar de que se revisan ingresos del sistema en el 2019 y su distribución, no se investigan los costos operativos, administrativos y financieros que implica la operación del sistema, de acuerdo a lo contemplado en los contratos de concesión para la porción N°1 (contrato TC-LPN-004-2013) y para la porción N°3 (contrato TC-SA-MC-007-2014).

11. En las obligaciones de los concesionarios está, entre otras, la dotación de las instalaciones de Patio Portal, contratación de personal administrativo y operativo para la operación del sistema, adquisición de flota a su coste, desembolso de recursos para el proceso de desintegración y todo gasto que implique la operación de las rutas asignadas por Transcaribe S.A.

12. En el informe no se evidencia como fuente bibliográfica los contratos de concesión citados, los cuales no conducirían a una conclusión alejada de la intención del sistema y normas vigentes.

13. No existen datos de soporte con respecto a encuestas de percepción o que midan la calidad del sistema con respecto a otros sistemas del país para asegurar que existe un mal servicio. Transcaribe está en fase de implementación y esto implica que las rutas son lanzadas a operación paulatinamente, al igual que los apartados tecnológicos del mismo.

14. La gerencia trabaja de manera constante en la mejora continua de la prestación del servicio y ubicación de personal en estaciones, centro de control, y en puntos de despacho de rutas para mantener el grado de satisfacción al usuario con las implicaciones operativas y técnicas que demanda el sistema.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba