Cartagena

Fiscalía realiza ofensiva contra presuntos abusadores sexuales en Cartagena

Tras acoger los argumentos de un grupo de fiscales del Centro de Atención Integral a Víctimas de Abuso Sexual (Caivas), jueces de control de garantías enviaron a prisión a nueve presuntos responsables de los delitos sexuales que afectaron la libertad sexual de siete menores de edad.

Las investigaciones dan cuenta de que, en la mayoría de los casos, los posibles victimarios eran familiares de los niños, cuyas edades oscilan entre los 5 y 14 años.

Entre los casos están:

Padrastros abusadores

Uno de los hechos ocurrió en una finca, ubicada en la Vereda Tabacal, en Santa Rosa de Lima (Bolívar), entre abril y septiembre del año en curso. Allí un hombre habría aprovechado el momento en el que se quedaba a solas con su hijastra de 9 años, para supuestamente accederla carnalmente.

El procesado fue capturado por funcionarios del CTI el 17 de noviembre y no aceptó los cargos que le imputó la Fiscalía.

Otro de los investigados fue enviado a prisión, luego de que una fiscal aportará material para responsabilizarlo por su presunta participación en el abuso de una menor de 11 años desde que ésta tenía 6.

Todo indica que el victimario, quien era padrastro de la víctima, la habría sometido a todo tipo de vejámenes sexuales en una vivienda del barrio Colombiatón, en Cartagena. El hombre fue capturado por funcionarios de la Sijín.

Entrenador deportivo habría accedido carnalmente a uno menor

En otro de los casos, Jarlys Ariel Mosquera Mosquera fue judicializado por presuntamente realizarle actos libidinosos a una menor de 12 años, a quien le habría pagado pasajes y gastos para que participará en una competencia de lucha libre en Pasto (Nariño). Se presume que el hoy procesado explotó sexual y comercialmente a la menor aprovechando que era su entrenador deportivo.

Los hechos ocurrieron en de marzo de 2018, en el barrio Chiquinquirá. El imputado fue capturado por uniformados de la Policía Nacional.

​Su propia hija

Otro hecho sucedió en el barrio Henequen, entre el 2020 y el 2021, cuando un hombre aprovechó que su pareja lo dejaba solo con su hija de 5 años para realizarle tocamientos libidinosos en sus partes íntimas.

El imputado fue capturado por funcionarios del CTI y de la Policía.

Conserje de colegio

Por su parte, Orlando Pacheco Ramos fue enviado a prisión luego de que una fiscal demostrará su presunta participación en el abuso de una estudiante en el colegio donde trabajaba.

De acuerdo al ente investigador, los hechos se presentaron desde 2016, cuando Pacheco Ramos, quien era conserje del centro estudiantil, ubicado en el barrio Crespo, realizaba tocamientos, caricias y besos a la víctima. El indiciado fue capturado por funcionarios de la Policía y del CTI.

Ofrecían menores en la Boquilla

Entretanto, María Dolores de Arvo Meléndez, alias la Lola; Édinson Gómez Marimón, alias Chelepe; e Isaías Valiente Alcázar, alias el gordo, fueron enviados a un centro penitenciario luego de que una fiscal demostrará su presunta participación en el delito el proxenetismo con menores de edad.

De acuerdo con la investigación, desde diciembre de 2019, al parecer los imputados se dedicaban a ofrecer menores de 18 años para actividades sexuales a los visitantes del sector de Playa Azul en La Boquilla.

Los indiciados fueron capturados por agentes de la Policía.

Pastor de iglesia

Asimismo, Virgilio Andrés Sierra fue cobijado con medida de aseguramiento por su presunta participación en el abuso de un menor de 14 años.

Todo indica que, en 2019, Sierra al parecer tocó en sus partes íntimas a una menor que asistía a culto de niños en la Iglesia del barrio bicentenario.

El victimario no aceptó los cargos que le imputó la fiscal.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba