Mundo

Nueva York detecta virus de la polio regado en aguas residuales ¿estamos ante un repunte de la enfermedad?

Suena como si un fantasma hubiera revivido. El virus de la polio, una enfermedad que solo es endémica en dos países y provoca un apenas puñado de casos al año, vuelve a estar en los titulares. Este 12 de agosto, de nuevo, Nueva York encontró rastros del patógeno en sus aguas residuales.

«El Departamento de Salud de Nueva York ha identificado poliovirus en las aguas negras de la ciudad, lo que sugiere transmisión local del virus (…) La polio puede llevar a la parálisis e incluso la muerte. Urgimos a los habitantes de Nueva York que no están vacunados a hacerlo ahora», publicaron las autoridades en un comunicado.

El 21 julio se reportó un caso de parálisis de un hombre joven sin vacunar de la misma ciudad, el primero registrado en Estados Unidos en casi una década. Posteriormente, hallaron restos del virus en las aguas residuales fechados un mes antes de este caso.

Desde que ha sonado la alarma, Nueva York ha abierto puntos de vacunación para inocular a todos los que no han recibido la inmunización contra esta enfermedad.

Lo mismo está sucediendo en Londres, Reino Unido, donde las autoridades se apresuran en vacunar a los menores de diez años después de haber encontrado varias muestras del virus también en sus redes de alcantarillado.

¿Por qué se están detectando poliovirus?

Ante este repunte de hallazgos, cabe preguntarse las razones detrás de la situación. ¿Es parte de una alarma mediática o realmente esta enfermedad puede volver a afectarnos como lo hacía antes?

Según proyecciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), las masivas campañas de vacunación que han logrado acercar la humanidad a la erradicación del poliovirus han salvado de la parálisis a 20 millones de personas.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba