Columnista

Presidente no despierte la ira del pueblo

Por: Óscar Borja

Abogado, especialista en Derecho Constitucional

Por disposición constitucional el presidente de los colombianos simboliza la unidad nacional. Al momento de tomar posesión de su cargo, el Dr. Iván Duque Márquez, juró ante el libro sagrado cumplir los mandatos constitucionales, hacer respetar las leyes, garantizar los derechos y libertades del pueblo. Dentro de sus funciones como jefe de Estado y suprema autoridad administrativa, está nombrar y separar libremente a los ministros del despacho y a los directores de departamentos administrativos. (Artículo 188 y 198 de la Constitución Política). En ejercicio de esta facultad, hoy el presidente de Colombia sorprende al País entero con el nombramiento del polémico ex ministro de Hacienda como el nuevo codirector del Banco de la República.  La popularidad de Alberto Carrasquilla es desfavorable; ante el inminente rechazo y el descontento general causado por la reforma tributaria que pretendía imponer, el Dr. Carrasquilla no tuvo otra opción que renunciar al Ministerio de Hacienda y Crédito Público.

Fueron duros momentos los que se vivieron en gran parte del territorio nacional. Protestas que desataron actos de violencia y afectaron ampliamente los sectores productivos. Se presentaron saqueos a granjas, bloqueos en las vías, escases en el abastecimiento de alimentos, y en consecuencia de esto, el incremento de los precios de los productos necesarios. Sin olvidar, los lamentables casos de muertes tanto de manifestantes como de miembros de la fuerza pública.

Parece que la violencia generada en el intento de imposición de la reforma tributaria propuesta por el entonces Ministro de Hacienda Alberto Carrasquilla, ya se borró de la memoria del presidente Duque. Hoy podemos ver con claridad que prevalece su “amistad y lealtad” con el exministro, sobre mantener la paz, conservar en todo el territorio el orden público.

El presidente Iván Duque Márquez, no dejó pasar la oportunidad de la renuncia presentada por la codirectora del banco central, Carolina Soto, impulsada por la decisión de su esposo Alejandro Gaviria, quien anunció su postulación como candidato para las elecciones presidenciales del año 2022.

Al nombrar a Alberto Carrasquilla, en la codirección del banco de la república, el primer mandatario de los colombianos demuestra que no aprende de sus errores.  Esta decisión no será de agrado para el pueblo. Espero que, en los próximos días no nos encontremos soportando, protestas, paros, marchas y saqueos, que terminen nuevamente cobrando vidas.

Señor presidente, su deber constitucional consiste en conservar la paz, el orden público, y velar por el interés general. Aún las decisiones que tome en ejercicio de sus facultades, deben ir encaminadas en beneficio del pueblo. Nombrar a sus “amigos” para que ocupen los cargos más importantes ya nos ha traído pésimos resultados. Pudo comprobarse cuando Carrasquilla, siendo Ministro de Hacienda y Crédito Público, con el irrisorio valor de una canasta de huevos, demostró su absoluto desconocimiento sobre la economía del País y la canasta básica familiar.

No defraude más a los colombianos, usted es consciente que existen personas con mayor mérito y más capacitadas para ocupar la codirección del Banco de la República.  No permita que sus erradas y nepotistas decisiones despierten la ira del pueblo.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba