Cartagena

William García, rompe su silencio sobre la condena de Judith Pinedo y afirma que es socia de William Dau

 

Luego que el Tribunal Superior de Cartagena aprobó sentencia que revoca la absolución de Judith Pinedo y otras 3 personas por la venta de un predio en El Laguito y está fuera condenada a 12 años de cárcel, muchas reacciones se han presentado.

Una en defensa de la institucionalidad y la justicia en el sentido que el fallo debe respetarse y cumplirse. Otras a favor de la hoy condenada.

Sin embargo, la opinión pública estaba expectante del pronunciamiento de William García Tirado, quien en ese momento era concejal y fue el denunciante.

El dirigente rompió su silencio y se fue lanza en ristre contra la llamada ‘Mariamulata’ y el alcalde William Dau. En un comunicado de prensa, indicó que Pinedo y el burgomaestre eran socios en la alcaldía, ello para indicar la supuesta cercanía que existe entre estos. García Tirado, dijo que el actual mandatario de los cartageneros le hacía falta coherencia porque no se había pronunciado sobre esta malandrinada y de otros casos siempre hace eco.

Este es el boletín de prensa completo:

Ha sido tanto el número de Cartageneros que me han invitado a romper mi silencio, pronunciarme y expresar opinión sobre el fallo condenatorio a la Mariamulata, que como denunciante que fui de ese entuerto, y como defensor que siempre he sido del patrimonio público del distrito, y acusador de actos de corrupción; que he de decir algunas palabras.

Lo más importante aquí, y sobre lo que hay que vigilar,es que se recupereefectivamente para uso y goce del distrito y de toda la ciudadanía, la porción de playa que fue vendida, por la hoy socia de la administración DAU,Administración que convenientemente calla ante esta malandrinada; lo que evidencia su falta de coherencia entre lo que predica y lo que aplica cuando de una de sus camaradas se trata.

Lo triste es que hayan tenido que pasar diez largos años para que se emitiera un veredicto serio, a raíz del cual seguramente al distrito le tocara devolver el valor de la venta (los 272millones de pesos) que hizo al Hotel beneficiado por la Alcaldesa; el cual mientras tanto y considerando el costo de alquiler de un área equivalente en Bocagrande; se ha ahorrado en esta década más de 600millones de pesos en solo arriendo; del lote que explota turísticamente con su área de piscina. No sea que ahora se venga con que la Alcaldía tenga que pagarles los costos de construcción de la zona de confort y piscina que allí instalaron. Hay que seguir vigilantes; pues nos encontramos en estos momentos en una ciudad sin rumbo y a la deriva administrativa, teniendo como motor la improvisación, el capricho y la ignorancia del manejo de lo público.

William García.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba