Columnista

La bici, la mejor opción

Por: Óscar Borja

Abogado, especialista en Derecho Constitucional 

Con las restricciones implementadas en el momento más crítico de la pandemia, las cuales incluyeron el cierre de gimnasios y escenarios deportivos; la bicicleta se convirtió en la mejor opción para hacer deporte.

El ejercicio que se realiza al montar bicicleta es extraordinario. Con un poco de disciplina se baja de peso casi que de inmediato. Este magnífico deporte ha mejorado mi salud, condición física y hasta mi estado de ánimo.

El número de aficionados por el ciclismo incrementa aceleradamente. Hoy podemos ver que los hay de todas las edades y tanto hombres, como mujeres se interesan por practicarlo. Como consecuencia de su interés, se ha logrado el aumento en las ventas de bicicletas y elementos como ropa, zapatos y accesorios para practicar este deporte. Algunos empiezan montando en MT, (Montain Bike), haciendo recorridos por las vías, o por algunas trochas, para luego pasar a ciclismo de ruta; disciplina que despierta la adrenalina por la velocidad, competir contra el tiempo y tratar de recorrer el mayor número de kilómetros.

Montar bicicleta cada día, es para mí, sinónimo de madrugar, de querer estar saludable, de sentirme bien, de amabilidad, fraternidad, trabajo en equipo, compañerismo y amistad.

En los recorridos todos somos iguales. El que no pedalea no se mueve.  Existen bicicletas de diferentes materiales, carbono, aluminio, de ruta, MT, híbridas, de todos los colores y valores, pero la alegría de recorrer las vías y las trochas, solo o en compañía de amigos es indescriptible. Montar en bicicleta es un verdadero placer.

Se deben tomar precauciones, ir por la derecha, preferiblemente en compañía y si es posible, llevar un acompañante en moto o vehículo, para mayor seguridad, pero siempre siendo lo importante disfrutar del ejercicio. A pesar que no hacen falta las caídas, unas sencillas, otras, que terminan en el hospital, el placer que deja montar en bicicleta, hace que valga la pena volver a intentarlo.

Ante el incremento de ciclistas, es necesario que las autoridades tomen cartas en el asunto. Que la policía haga presencia en los puntos donde se presenta mayor concentración de deportistas y de esta manera garantizarnos la seguridad. Asimismo, se hace necesario desarrollar campañas de concientización a conductores y a los mismos ciclistas para que al compartir las vías no se presenten situaciones incomodas.

A pesar del riesgo, de la inseguridad y de las madrugadas, sigo pensando que para mantener un buen estado de salud, de ánimo y conseguir bajar de peso, la bici es la mejor opción.    

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba