Columnista

Transcaribe: La verdad

Por: Manuel Berrio

Profesional en Finanzas y Negocios Internacionales. Especialista en Gerencia Empresarial. Magíster en Administración

Aunque muy pocos medios escritos o virtuales se atrevan a publicar este documento, por aquello de perder las pautas y las relaciones, considero oportuno brindarle a cualquier persona, la posibilidad de entender cómo funciona Transcaribe y su actual crisis.

Lo primero que debes saber es que Transcaribe se divide en dos, uno que es el Transcaribe Gestor, encargado de administrar el Sistema y el otro que es Transcaribe Operador, creado para manejar una franja de la ciudad. Es pertinente aclarar, que este sistema es el único en el país que tiene un operador público.

Inicialmente se proyectó una inversión para infraestructura de 170.000 millones de pesos, pero resultó costando más de 600.000 millones, el triple del valor inicialmente presupuestado. Hasta aquí, por increíble que parezca, no había ningún problema.  

Todo estaba organizado y listo, Transcaribe tendría dos grandes operadores quienes serían los encargados de manejar y operar todos los tramos con sus rutas. Pero con lo que no se contaba era que, en el año 2011, la entonces alcaldesa Judith Pinedotomaría la decisión de modificar la oferta y ampliar el número de operadores. Transcaribe pasaría de dos a tres operadores para permitir que los pequeños empresarios locales entraran en el negocio, esa fue la explicación.

Esta decisión, que asumo bien intencionada, fue la que inició la crisis que hoy tiene en vilo al Sistema, puesto que en el 2014 cuando sale la licitación pública para seleccionar los tres operadores, solo se adjudicaron dos, y la tercera porción del sistema se declaró desierta, es decir, nadie presentó oferta.

Como no hubo interesados, se decide que Transcaribe entre a operar esa franja, a través de un acuerdo de respaldo por 112.000 millones de pesos firmado por el alcalde Dionisio Vélez y luego por el alcalde Manuel Vicente Duque, logrando que todo el sistema inicie operación y nace el Transcaribe Operador.

Comenzamos la era del Transcaribe Operador. Todos los operadores cumplen los compromisos monetarios correspondientes a los años 2015, 2016 y 2017, pero en este último año, la Procuraduría General de la Nación separa del cargo al alcalde Manuel Vicente Duque, esta decisión desencadena una bola de nieve deficitaria, puesto que desde entonces, los alcaldes encargados que llegaron, no cumplieron con lo establecido en el acuerdo de respaldo, es decir, de los 112.000 millones de pesos pactados, hasta el año 2017 solo se habían girado 50.000 millones, quedando pendientes 62.000 millones que, alcalde tras alcalde, ninguno giró.

Por esa falta de recursos, Transcaribe Operador no pudo continuar con la chatarrización, lo que permitió que en Cartagena se extendieran aún más en el tiempo los servicios informales de transporte, tales como los mototaxis, los jeeps y los taxis colectivos.

Si Transcaribe hubiera seguido con los dos operadores como estaba planteado en sus inicios, no existiría Transcaribe Operador, ni la deuda por parte del Distrito, ya los dos operadores habrían chatarrizado todos los buses viejos y comprado los nuevostendríamos un Transcaribe completo para todos.

En una próxima entrega hablaremos de la tarifa y el recaudo.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba