CartagenaColumnistaOpinión

‘Crónica de una infamia’: así dio a conocer el Ex Gobernador Juan Carlos Gossaín que fui inhabilitado por la Procuraduría

 

En el año 2017, la Contraloría General me vincula a un proceso de responsabilidad por irregularidades en el caso de pacientes hemofilicos y filtran mediáticamente un posible detrimento de más de veintisiete mil millones de pesos.

Al final, en el 2019 me impuso una sanción por haber pagado una factura( resolución) de $1.205 millones sin el cumplimiento de requisitos legales, aunque quedò demostrado que la IPS prestò los servicios que le fueron pagados.

La factura por la que me sancionar fue pagada en noviembre de 2012, tres meses después que a laSecretaría de salud de Bolívar le levantaran la intervención que sobre ella tenía la Superintendencia de salud.

La misma entidad que dejó revisada y auditada la factura que yo terminé firmando para ser pagada. La misma entidad que durante cuatro años anteriores pagó facturas o resoluciones similares sin que hasta fecha de hoy se le hubiese señalado por irregularidades.

En el 2020 la Fiscalía General (delegada ante la corte suprema de justicia) archivó toda actuación contra mi referida al caso de pacientes hemofilicos señalando que no me es atribuible ninguna acción «ni por apropiación de recursos del estado, ni por prevaricato por omisión en la defensa de la entidad».

Basándose en el fallo de la Contraloría, la Procuraduría General inició un proceso disciplinario para dictaminar si no hice el debido control a los pagos por servicios de salud a pacientes hemofilicos.

Pese a demostrar que actuamos en la misma forma que lo hicieron los cuatro interventores de la superintendencia de salud, la Procuraduría, con fecha octubre 12 de 2022, acaba de inhabilitarme por diez años para ejercer cargos públicos.

En conclusión: No hubo robo ni corrupción pero si lo necesario para crear un escándalo cuyo propósito, dirigido tras bambalinas, consistió en señalarme y desplazarme de la vida pública.

Fue mi intención al culminar el mandato de gobernador alejarme de la política, ahora ya es oficial, lo lograron quienes así lo necesitaban.
Lo que si no podrán nunca es limpiarse de semejante infamia.
Vuelven los titulares y los perros a ladrar. Sigo mirando con la frente muy en alto.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba